La junta general de accionistas de Ecoener ha aprobado las cuentas individuales y consolidadas del ejercicio 2021, que reflejan unos ingresos de 39,9 millones de euros, un 19,8% más que en 2020, y un beneficio de 5,6 millones de euros.

El ebitda del grupo se situó para el ejercicio 2021 en 22,5 millones de euros, un 26% más, mientras que el 'cash flow' operativo se incrementó en un 66% respecto al año anterior, hasta los 15 millones de euros.

El presidente de Ecoener, Luis de Valdivia, ha afirmado ante los accionistas que la compañía ha cumplido con los objetivos operativos y de crecimiento al que se habían comprometido, lo que se ha conseguido en un contexto mundial de "gran incertidumbre y volatilidad económica".

"Somos una compañía fiable y con unas buenas perspectivas de crecimiento para los próximos años", ha añadido.

Además, durante la junta, la empresa ha dado a conocer su primera memoria de sostenibilidad, que ha sido auditada por la certificadora internacional TÜV SÜD, quien ha verificado que se ha elaborado conforme a las exigencias establecidas en los estándares Global Reporting Initiative (GRI).

El documento, que será publicado con carácter anual, recoge la información sobre el desempeño en el ámbito de la responsabilidad social, la gobernanza y el medio ambiente (ESG), para dar respuesta a una sociedad cada vez más concienciada y comprometida con la sostenibilidad.

Asimismo, la compañía ha destacado el impulso que han dado durante 2021 a la mejora del Gobierno Corporativo con la creación de tres comisiones: auditoría, nombramientos y retribuciones, y sostenibilidad. Precisamente, esta última, la de sostenibilidad, convierte a Ecoener en unas de las pocas compañías de su tamaño, dentro del sector, en contar con una comisión de estas características.

Por otro lado, la junta general de accionistas de Ecoener ha ratificado también el nombramiento de Rafael Canales Abaitua como consejero dominical en sustitución de Carlos González-Bueno.