Se ha desatado  la locura del Bitcoin y las criptomonedas. Al igual que hace un par de siglos la gente perdió la cabeza y se tiró al monte y a los ríos en busca de oro armados con una mochila, un burro y una batea, en estas últimas semanas una auténtica fiebre del oro se ha apropiado sobre todo de los varones de entre 18 y 45 años.

 

 

 

Y es que el Bitcoin no para de subir y subir y subir a un ritmo tan goloso como peligroso. No es la primera vez que escribo sobre este asunto y advierto a los entusiastas de que una moneda virtual sin respaldo físico de ningún tipo y que depende de un puñado de ordenadores realizando operaciones matemáticas, puede colapsar o desaparecer con un par clics.

Pero este hecho parece no amedrentar a los caza fortunas que cada día encomiendan sus ahorros a una ilusión que parece estar dando pingües beneficios (por ahora) sobre todo a aquellos que compraron un puñado de monedas cuando estas sólo costaban 0,03$ y que ahora las están vendiendo al vertiginoso precio de 15.000$... sí, 15.000$

Pero si estas cifras te marean o te asustan, no te preocupes. El Bitcoin no es para nada la única moneda virtual y tampoco es ni mucho menos la que está subiendo como la espuma… Pero esto la gran mayoría de gente no lo sabe. Nos fiamos de la primera información entusiasta que nos llega y nos ceñimos a ella pero si investigamos un poco más nos daremos cuenta de que hay otras monedas como Etherum (empiezas a llegar tarde también a esta) y la menos conocida pero muy vanagloriada Iota… Y aquí viene el secreto.

Iota una moneda que está subiendo al ritmo de 1$ diario (eso significa que si hoy compras 1, en mes vale 30) y dicen que no podría colapsar al no depender del sistema de libros sino que las transacciones realizadas con esta criptomoneda están basadas en Tangle, es decir, códigos ternarios, un tipo de encriptación mucho más eficiente que el código binario.

Mientras Bitcoin o Etherum utilizan el sistema de bloques, que es mucho menos eficaz, Iota utiliza únicamente la unión de los usuario que comercializan con ella haciendo que cuantos más usuarios trabajen con ella, más se incremente su precio y su estabilidad.

Recuerda, si lo que buscas es una inversión en criptomonedas a largo plazo, busca monedas que vayan a tener estabilidad. Si lo que buscas es dinero rápido, compra unos miles de dólares en Bitcoins y véndelos mientras siga subiendo y la gente siga cegada por la nueva fiebre del oro.

Regístrate en nuestra plataforma y disfruta de cursos y talleres gratuítos sobre bolsa, brading, criptomonedas e inversiones. No arriesgues tus ahorros sin formarte antes.