La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha planteado cómo preservar la capacidad liberada en la red por los cierres de centrales térmicas y nucleares, proponiendo repartir por orden cronológico la capacidad de acceso remanente que pudiese quedar libre tras la celebración de sus concursos.

En respuesta a una consulta de Red Eléctrica de España (REE) sobre cómo debe proceder cuando reciba una solicitud de informe de aceptabilidad por parte de una distribuidora en un nudo de transición justa, el organismo presidido por Cani Fernández plantea cómo preservar la capacidad de acceso para que sirva a los fines de transición justa, proteger los legítimos derechos de los adjudicatarios de los concursos de transición justa y repartir por orden cronológico la capacidad de acceso remanente que pudiese quedar libre tras la celebración de los concursos.

Así, la CNMC considera que para preservar tanto la consecución de los objetivos de transición justa como la seguridad jurídica de los

adjudicatarios de los concursos en nudos de transición justa, hasta la

celebración de los concursos no procede la emisión de informes de

aceptabilidad respecto de instalaciones que se conecten en la red de

distribución subyacente.

Asimismo, una vez resuelto el concurso en el nudo correspondiente, la capacidad reservada en su caso para pequeños proyectos conectados en la red de distribución subyacente y la posible capacidad remanente se repartiría siguiendo la regla general de prelación temporal.

En este sentido, la CNMC considera que la solución "más eficaz" para

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

conseguir estos fines consiste en mantener "un estricto orden de prelación temporal" en las solicitudes de informes de aceptabilidad que se reciban por parte de REE, y suspender la emisión de estos informes de aceptabilidad hasta que se resuelvan los concursos en los nudos de transición justa, dado que hasta ese momento no existirá información suficiente para poder pronunciarse sobre la aceptabilidad sin potencialmente afectar de manera negativa a la capacidad de acceso existente necesaria para cumplir con los fines de transición justa.

En el momento en que se resuelva el concurso, una vez conocida en su caso la capacidad de acceso remanente no asignada, las tecnologías de las instalaciones adjudicatarias y la potencia reservada a pequeñas instalaciones conectadas a la red de distribución, se procedería a

desbloquear la emisión de los informes de aceptabilidad, "por estricto orden de prelación".

De esta manera, la CNMC considera que se conseguiría el doble fin de proteger la capacidad de acceso hasta que se resuelva el concurso y garantizar el mantenimiento del orden de prelación en la asignación de la capacidad de acceso que quedase disponible en distribución tras la consecución de los fines de transición justa.

ADJUDICADA MEDIANTE CONCURSO.

En los nudos de transición justa, la capacidad de acceso a la red eléctrica liberada tras el cierre de las centrales térmicas o nucleares se adjudica mediante concurso para que sea empleada por nuevas centrales de energías renovables que se conecten en el nudo. Esta capacidad de acceso se otorga teniendo en cuenta criterios de beneficio social y medioambiental para las zonas afectadas por los cierres.

Sin embargo, a los nudos de transición justa también se pueden conectar redes de distribución, redes de menor tensión que la de transporte a las que a su vez podrían conectarse otras centrales que restaran parte de la capacidad de acceso liberada por los cierres en el nudo de transición justa.

A pesar de que REE no otorga los permisos de acceso a las redes de distribución, en ciertos casos debe ser consultada y emitir un 'informe de aceptabilidad' que, de ser negativo, impide el otorgamiento de dicho permiso de acceso.

Como la norma no concreta cómo actuar en estos casos, REE procedió a consultar a la CNMC qué acción debería tomar cuando recibiera una solicitud de informe de aceptabilidad por parte de una distribuidora en un nudo de transición justa, ya que si lo emitiera y fuera positivo podría restar capacidad al nudo, y de esa manera poner en riesgo los objetivos de transición justa para las zonas afectadas por los cierres.