Es el dilema para muchos inversores: si apostar por inversiones más a largo plazo o centrarse en tendencias que puedan proporcionar mucha rentabilidad a lo largo del tiempo. ¿Usted qué opina al respecto?
Cazar grandes tendencias para invertir o pequeños movimientos para sacar un buen pellizco. He ahí la cuestión. Los inversores se dirimen, entre otras cosas, con respecto a estas dos operativas. Sobre cuál es la mejor de las dos o no, no hay nada al respecto realmente que decir, pero sí conocer cuál es la principal preferencia.

Hay inversores que apuestan por el trading y pescar pequeños movimientos en repetidas ocasiones para obtener múltiples retornos interesantes, mientras que otros optan por escoger valores con una tendencia claramente marcada y que pueda ofrecer grandes réditos a largo plazo y así engrosar su cartera.

Uno de los grandes cazadores de tendencias en base al aspecto fundamental de las compañías es Warren Buffett. Gran gurú de los mercados que ha batido al S&P 500 la mayoría de años y que ha optado siempre por el value investing. Es decir, invertir en valores que considera infravalorados para ganar un buen rendimiento a largo plazo.

Sin embargo el mundo bursátil está repleto de traders. De inversores que se centran en lo técnico y en movimientos más puntuales con el fin de obtener beneficios importantes en base a criterios analíticos. Por eso, el debate siempre es interesante. Saber si el inversor opta más por una operativa o por otra.

Por eso, desde Estrategias de Inversión queremos preguntar si es mejor ser cazadores de grandes tendencias en función a diferentes criterios o si por el contrario es mejor apostar por movimientos más cortos.

¿Hay que ser cazadores de grandes tendencias o de movimientos cortos?