El conglomerado de cadenas de televisión Fox Corporation cerró el segundo trimestre de su año fiscal, finalizado en diciembre, con unas pérdidas netas de 85 millones de dólares (74 millones de euros), frente a los beneficios de 224 millones (196 millones de euros) del mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado este miércoles al publicar sus cuentas trimestrales.

"Ante el elevado listón que marcamos en el segundo trimestre del anterior ejercicio fiscal, hemos logrado crecimiento de ingresos y de Ebitda (beneficio bruto de explotación) ajustado, al tiempo que hemos seguido invirtiendo en nuestras iniciativas de crecimiento digital", ha indicado el presidente ejecutivo y consejero delegado de la empresa, Lachlan Murdoch.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La facturación del grupo entre octubre y diciembre fue de 4.441 millones (3.884 millones de euros), un 8,7% más que en el mismo periodo de 2020. Por segmentos de negocio, los ingresos cobrados por las comisiones de los afiliados a las cadenas avanzaron un 11,2%, hasta 1.688 millones (1.476 millones de euros), al tiempo que la publicidad supuso un volumen de negocio de 2.408 millones (2.106 millones de euros), un 5,5% más.

Los gastos operativos de la empresa en el trimestre ascendieron a 3.667 millones (3.207 millones de euros), un 9,6% más, mientras que los costes de venta, generales y administrativos se situaron en 468 millones (409 millones de euros), un 5,9% más.

En el conjunto de los seis primeros meses de su año fiscal, Fox obtuvo un beneficio neto atribuido de 616 millones (539 millones de euros), un 53,6% menos. De su lado, la facturación experimentó un alza del 10%, hasta 7.486 millones (6.547 millones de euros).