El consumo en máquinas de vending en oficinas se ha desplomado por la pandemia, según los datos del informe de la Asociación Nacional Española de Distribuidores Automáticos (Aneda) 'El usuario de máquinas de vending', elaborado por Aecoc Shopperview, que confirman que el teletrabajo y el cierre de oficinas han provocado que el porcentaje de consumidores haya caído de un 65% a un 51% en un solo año.

Sin embargo, el porcentaje de ciudadanos que consume en máquinas de vending se sitúa en un 27%, lo que supone dos puntos por encima de los datos de 2020, gracias al crecimiento del uso de las máquinas situadas en espacios públicos y a la confianza de los consumidores en los protocolos de higiene y seguridad aplicados en este formato.

El informe destaca la confianza de los consumidores en los protocolos de higiene y seguridad de las máquinas de vending. Este factor, junto a un mayor uso de las máquinas situadas en espacios públicos, explica el incremento de consumidores registrado. Además, los compradores consultados valoran que los productos que se ofrecen son seguros y que el servicio les permite evitar colas a la hora de hacer sus compras.

De esta forma, los hombres de entre 35 y 44 años son los que más han incrementado su consumo en máquinas de vending, y los aspectos más valorados son la inmediatez, la disponibilidad y la comodidad que ofrecen.

"Aunque los efectos de la pandemia en el empleo han impactado notablemente sobre el consumo de máquinas de vending en los centros de trabajo, éstas se han convertido en una opción muy valorada por un consumidor que busca higiene, comodidad y disponibilidad de productos", ha explicado la consultora de Aecoc Shopperview, Marta Munné.

En el análisis del comportamiento del consumidor, el informe destaca cómo las máquinas de vending fomentan la venta de cruzada. Así, el 74% de sus usuarios afirma que ha adquirido más de un producto en la misma compra.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

De esta forma, los consumidores de café suelen optar por acompañar la bebida con bollería, bocadillos fríos o snacks dulces; los de agua suman a estas opciones los snacks; y, finalmente, los consumidores de refrescos suelen acabar comprando también café.

El informe también indica que el 25% de los usuarios ya opta por hacer sus pagos en máquinas de vending con tarjeta bancaria o móvil, y dos de cada tres afirma que compraría con más frecuencia si pudiera pagar siempre con estos sistemas.

Además de reclamar la digitalización de los métodos de pago, uno de cada tres consumidores reconoce que compraría más en máquinas de vending si encontrara más productos que le ayudaran a mantener hábitos saludables, como productos bajos en azúcar, ensaladas y frutas listas para el consumo o productos de bajo contenido calórico.

El presidente de Aneda, Raúl Rubio, ha destacado el impacto que está teniendo el teletrabajo en el sector. "Este quinto estudio plasma la realidad en nuestro sector, afectado por la escasa actividad en vending cautivo debido al teletrabajo", ha indicado.

"También nos es muy grato confirmar que el consumidor confía plenamente en las máquinas vending, así como en los protocolos de higiene, limpieza y seguridad, quedando patente la incansable labor de todos los profesionales del vending para ofrecer el mejor servicio", ha subrayado.

Por su parte, el director de adquirencia y aceptación de Mastercard España, Ignacio González-Posada, ha señalado que los "pagos electrónicos en el sector de las máquinas de vending son clave para aumentar su rentabilidad y que los propios usuarios los demandan a la hora de pagar sus productos".