Dexia Asset Management, líder en el mercado europeo de inversiones sostenibles y responsables (ISR) con once años de experiencia en este campo, ha lanzado un nuevo fondo temático ISR: Dexia Equities L Sustainable Green Planet. La estrategia de inversión del nuevo fondo está centrada en temas relacionados con el medio ambiente: energía y cambio climático, agua y gestión de residuos.
“El objetivo de Dexia Equities L Sustainable Green Planet consiste en integrar los desafíos medioambientales en una estrategia de inversión eficaz", explica Gaëtan Herinckx, responsable de inversiones sostenibles y responsables de Dexia Asset Management. “Por ejemplo, se prevé que de aquí a 2030 la demanda energética aumente en un 50%, al tiempo que los recursos energéticos convencionales se agotan. Por otro lado, el agua dulce sólo representa el 0,5% del agua disponible en el planeta. A la vista del crecimiento de la población, el mundo se enfrenta a un grave desajuste en términos de oferta y demanda de agua potable. Y, por último, el crecimiento de las economías de los países emergentes hace que las soluciones de gestión de los residuos ganen en importancia cada día que pasa. Todas estas cuestiones generan oportunidades formidables para las empresas innovadoras”. De ahí que el principal objetivo de Dexia Equities L Sustainable Green Planet consista en invertir en empresas que operen con eficiencia ecológica y cuyas actividades ofrezcan soluciones innovadoras a los desafíos medioambientales. De esta forma, el fondo se beneficia tanto de una ventaja competitiva a largo plazo producto de unas operaciones ecológicamente eficientes como de oportunidades de negocio en términos de productos/componentes y servicios. “En líneas generales, Dexia Equities L Green Planet es un fondo diversificado a escala mundial que invierte en dos tipos de empresas”, explica el responsable adjunto de inversiones sostenibles y responsables, Roland Kölsch. “En primer lugar, invertimos en empresas innovadoras de pequeña y mediana capitalización que ofrezcan soluciones ecológicamente innovadoras en términos de eficiencia energética, gestión del agua, reciclado, tecnología de reducción de emisiones y otras cuestiones afines. Un ejemplo de este tipo de empresa es Nordex, una firma alemana que desarrolla, instala, fabrica y mantiene aerogeneradores. El segundo grupo está compuesto por empresas de gran capitalización han adoptado prácticas líder en su sector en respuesta a cuestiones medioambientales tales como el cambio climático, el consumo de agua o el tratamiento de los residuos, y que también presentan un perfil de sostenibilidad superior a la media. Como ejemplos de large caps elegibles podemos citar a la japonesa Toyota, que fabrica automóviles híbridos, o a la compañía canadiense de gas natural Encana”. Dexia Asset Management confía en que este nuevo fondo reforzará su liderazgo en el campo de la ISR y ofrecerá un rendimiento atractivo a sus inversores. A finales de julio, Dexia AM gestionaba 16 400 millones de euros en activos ISR, de los cuales 6 200 millones de euros correspondían a gestión sostenible a gran escala y 10 200 millones a productos ISR a medida (por ejemplo, que exijan el respeto de normas internacionales).