DBRS Morningstar destaca que el sector bancario español volvió en 2021 al nivel de rentabilidad registrada antes de la pandemia de Covid-19 "sin liberar provisiones", de forma que la rentabilidad media sobre fondos propios (ROE) de los grandes bancos se situó en el 6,8% el pasado ejercicio, "superior a la del ejercicio de 2019".

Así se desprende de su análisis de los resultados correspondientes a 2021 y que los bancos han ido publicando en las últimas semanas. El informe resalta que este aumento de la rentabilidad se basa, en gran medida, en la reducción de las provisiones para pérdidas crediticias.

Los bancos analizados, salvo Cajamar, redujeron sus provisiones por impagos en más del 40% interanual, mientras que todo el sector experimentó una caída agregada del 47%.

También ha descendido el coste del riesgo medio del sector hasta los 52 puntos básicos, "muy cerca de los niveles observados en 2019".

En cuanto al beneficio neto agregado, DBRS Morningstar señala que la banca española logró unas ganancias de 19.900 millones de euros en 2021, frente a unas pérdidas agregadas de 5.000 millones en 2020, con una caída de los ingresos 'core' del 3% en tasa interanual.

Esta caída de los ingresos es consecuencia de los menores márgenes de intereses registrados por la banca en 2021. "El margen de interés sigue siendo moderado en España por las bajas tasas, por lo que todavía se encuentra por debajo de los niveles de 2019", señala el análisis.

Sin embargo, para los próximos meses, prevé que esta fuente de ingresos mejore gracias a la evolución de los tipos de interés del mercado y por el posible endurecimiento de la política monetaria en el medio plazo ante los "riesgos inflacionarios".

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Por otro lado, señala que los bancos españoles han anunciado recientemente sus nuevos requerimientos de capital para 2022. El análisis calcula que el sector en España tenía un colchón medio de capital de 432 puntos básicos a cierre de 2021, un nivel similar a los registrados en 2020, pero superior al nivel de 312 puntos básicos de 2019.

"La mejora en los colchones de capital durante la pandemia fue el resultado de mayores coeficientes de capital impulsados por la recomendación del Banco Central Europeo (BCE) de limitar los dividendos, por las medidas regulatorias y por los menores activos ponderados por riesgo", recoge el análisis.

DISMINUIRÁ EL COLCHÓN DE CAPITAL

No obstante, DBRS Morningstar prevé que la media de colchón de capital de la banca española disminuya en los próximos trimestres, ya que las entidas han anunciado objetivos de capital que están en el mismo nivel que los actuales o por debajo a fin de generar mejores retornos para sus accionistas a través de dividendos o programas de recompras de acciones.

Estrategias de Inversión

A finales de 2021, DBRS Morningstar ha calculado que el colchón de capital total agregado de los bancos españoles se situó en torno a los 59.000 millones de euros.

Por último, los nuevos requisitos de capital de la banca española, tras los resultados del proceso de revisión y evaluación supervisora (SREP), han reflejado una estabilidad en los requermientos del Pilar 2. "En nuestro análisis, cinco bancos no han visto modificado su requisito, uno reportó una ligera reducción y tres han aumentado su Pilar 2 (P2R)", señala.

DBRS Morningstar sostiene que el aumento del P2R estaría relacionado con los riesgos derivados de activos problemáticos heredados en ciertas entidades y que estarían "cubiertos de forma inadecuada".