La 'startup' española de movilidad Celering ha pedido a las administraciones públicas desarrollar ventajas fiscales para potenciar el uso del transporte compartido y así contribuir a la descarbonización y reducir los atascos en las ciudades.

En un comunicado, Celering ha recordado que el pasado 4 de febrero, la Comisión Europea instó a los Estados miembros a facilitar que los ciudadanos puedan tener acceso a servicios compartidos de movilidad sostenibles, inteligentes, resilientes y cuyas normas sean conformes con el derecho de la Unión Europea.

Para ello, la Comisión pidió a los países reconsiderar sus legislaciones vigentes relativas a los mercados locales de transporte de pasajeros bajo demanda, y así evolucionar hacia un reglamento que garantice "unos servicios de transporte disponibles, asequibles, fiables, de buena calidad y seguros para sus usuarios".

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Más allá de las peticiones europeas, el consejero delegado de Celering, José María Campos, ha señalado que "cada vez son más las personas que buscan nuevas fórmulas que les permitan desplazarse de manera sostenible a diario y a un precio asequible como las lanzaderas de empresa o privadas colaborativas".

El uso de este servicio se realiza a través de una 'app' mediante la que el usuario solicita el traslado a un punto de su elección, pudiendo elegir también la hora a la que quiere llegar a su destino. Después, mediante Inteligencia Artificial (IA), el vehículo ajusta su ruta en tiempo real, para recoger al usuario sin que penalice el tiempo de viaje del resto de pasajeros que puedan estar ya a bordo.

Una fórmula que Celering ha recordado que ya funciona en Madrid (zona de cobertura) y triunfa en otras ciudades del mundo como Nueva York y Tokio, con un ahorro de hasta un 30% en costes de movilidad frente al uso del vehículo privado.