La Comisión Europea ha abierto este martes una consulta pública sobre la propuesta de funcionamiento del mercado único en situaciones de emergencia, un instrumento para responder a las crisis en el mercado comunitario y aumentar la resiliencia de la economía en la UE.

El instrumento "ayudará a reaccionar más rápido a futuras crisis y garantizará que el mercado único funcione correctamente", ha explicado la vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, en un comunicado.

La Comisión propondrá un mecanismo para garantizar una mejor preparación, transparencia y coordinación entre los Estados miembros de las medidas de respuesta a la crisis, para que la UE disponga de herramientas para estas situaciones.

El objetivo de la consulta pública es recopilar contribuciones de expertos y del público general sobre los problemas del mercado único en situaciones de crisis y las posibles soluciones. Los datos se utilizarán para evaluar el impacto y diseñar la propuesta.

"La pandemia y, más recientemente, la invasión rusa de Ucrania han puesto de manifiesto una serie de desafíos para el mercado único y la resiliencia de nuestras cadenas de suministro en tiempos de crisis", ha contextualizado el comisario europeo para el Mercado Interior, Thierry Breton.

En este marco, Breton ha apelado a hacer una "reflexión estructural", sin "ingenuidades", ni "tabúes" sobre el camino para estar mejor preparados para la próxima crisis y los efectos que pueda tener sobre la oferta y la demanda o las industrias de la UE.

Por su parte, Vestager ha añadido que el instrumento garantizará "la circulación de bienes y personas, el acceso a suministros y servicios vitales en todo momento".

A través de esta convocatoria, que estará abierta hasta la medianoche del 11 de mayo, la Comisión Europea solicita, además, opiniones obre las perturbaciones que experimenta el mercado único en situaciones de crisis.