BlackRock ha lanzado el fondo de inversión BGF Global Inflation Linked Bond Fund dentro de su gama de fondos de Luxemburgo y lo ha registrado en la CNMV para su comercialización en España. Diseñado para inversores con un horizonte de largo plazo que necesitan protección frente a la erosión de la rentabilidad, el BGF Global Inflation Linked Bond Fund invierte en bonos ligados a la inflación emitidos en todo el mundo, que generan una tasa de rentabilidad real superior a la inflación.

El BGF Global Inflation Linked Bond Fund será co-gestionado por Brian Weinstein y Adam Bowman, que suman 13 años en BlackRock y son especialistas expertos en la gestión de títulos ligados a la inflación. En la actualidad, BlackRock gestiona 15.200 millones de dólares de carteras de bonos ligados a la inflación para clientes institucionales (9.700 millones de dólares en mandatos globales especializados).

Brian Weinstein, Director General del Grupo de Gestión de Carteras de Renta Fija de BlackRock, comenta:

“Al aumentar la oferta monetaria, la probabilidad de una subida de la inflación será mayor. El mercado de bonos ligados a la inflación descuenta actualmente un entorno de inflación favorable para los próximos años, por lo que la compra de un seguro contra su subida es relativamente barata en este momento.

Los bonos ligados a la inflación constituyen una clase de activo diferenciada. A corto plazo están correlacionados con los bonos, mientras que, en periodos de tenencia más largos, aumenta su correlación con el efectivo. El BGF Global Inflation Linked Bond Fund ofrece una rentabilidad real al vencimiento. En el caso de los fondos de pensiones, invertir en bonos ligados a la inflación puede contribuir a reducir el riesgo de dotación insuficiente. En el caso de los hogares, protege el poder adquisitivo.”

BlackRock es una de las principales gestoras de renta fija del mundo, con más de 190 profesionales de renta fija y 483.000 millones de dólares de activos de renta fija bajo gestión.