Grupos de la oposición como EH-Bildu, Junts, la CUP o el BNG han criticado este martes en el Congreso que el Gobierno siga cerrado a negociar cambios en la reforma laboral, a apenas dos días de la votación para convalidar o derogar el decreto ley en el Congreso.

Mertxe Aizpurua, portavoz parlamentaria de Bildu, ha puesto en duda de la propuesta a realizar modificaciones en lo que queda de legislatura "si se han tardado dos años llegar a esta propuesta escasa", preguntándose que "si la CEOE blinda ahora esta situación, ¿cómo se entiende que luego se puede hacer y ahora no?".

En todo caso, Aizpurua ha tendido la mano al Gobierno a "moverse" y a aceptar una negociación para "mejorar" el decreto ley. "Estamos dispuestos a hacer que esta reforma de la reforma laboral mejore en aspectos esenciales que no se han tocado. Hay tiempo hasta el jueves", ha dicho.

Reconociendo una "interlocución abierta" con el Ministerio de Trabajo, ha rechazado que haya existido una negociación. "A nosotros se nos han cerrado las puertas desde el principio a poder cambiar lo que hay. Hay interlocución, pero hasta ahí. Negociación, lamentablemente no", ha explicado.

SIN NOTICIAS DE YOLANDA DÍAZ

Sin embargo, el resto de diputados de esas formaciones han asegurado que desde el Ministerio de Trabajo ni Unidas Podemos se han aproximado a buscar su apoyo en la convalidación este jueves del decreto ley.

"Que no nos llame el PSOE es algo habitual, pero que no nos llame Yolanda Díaz, que no nos llame Podemos, es un poco más explicativo de lo que está sucediendo", ha asegurado Mireia Vehí, de la CUP, que cree que "es obvio que si se pacta la reforma laboral ya tienen el texto dictado".

La portavoz de la CUP ha atribuido la reforma laboral a la Comisión Europea y la patronal CEOE y cree que "lo más escandaloso es que el PSOE permita a la CEOE blindar un texto" y que sea esta organización "quien dicta y manda". "No entendemos el papel de Yolanda Díaz en esto", ha apostillado.

Junts y el BNG sí han asegurado haber recibido llamadas del PSOE, pero no de Unidas Podemos ni del Ministerio de Trabajo. "No ha mostrado ningún interés por convencer al BNG ni negociar con el BNG. Sí recibimos llamadas del PSOE y del Gobierno, pero no de Trabajo", ha dicho Néstor Rego, reivindicando la derogación "íntegra" de la reforma laboral del PP.

Por su parte, Miriam Nogueras, portavoz de Junts, ha reclamado la prevalencia de los convenios autonómicos cuestionando la representatividad de las organizaciones firmantes de un acuerdo que "excluye el 98% del tejido empresarial de Cataluña", al incluir a Cepyme, sin afiliados y financiada por la CEOE, ha dicho, y no recoger a Pimec, patronal de las pymes en esta comunidad.