La baja volatilidad es una de las características de este mercado en los últimos meses que está sorprendiendo, y mucho, a los inversores.  Pero los inversores que han apostado por vender volatilidad han obtenido una gran rentabilidad, casi un 200% en doce meses.

En un reciente informe, los expertos de Goldman Sachs explican que “los bajos niveles de volatilidad de los mercados son consistentes con los fundamentales de la economía”. Aseguran que la prima de riesgo de la volatilidad mantiene unos niveles de entrada atractivos para los inversores que vendan volatilidad. Con todo, advierten que “es importante evitar los riesgos que pueden producirse con acontecimientos como la reunión de la FED, el BCE o la publicación de los datos del ISM, sobre todo cuando el VIX está en niveles de 11”, alertan.

opciones ventas

Explican que “la reciente volatilidad es baja y la rentabilidad de vender volatilidad es alta”. Señalan que “por ejemplo vender futuros de volatilidad a un mes ha generado una rentabilidad del 197% en el último año.” Esto ocurre porque la volatilidad del S&P 500 ha estado alrededor del 9,1%, mientras que el mercado de opciones había esperado un nivel de volatilidad del 13,5%. Este diferencial es lo que ha permitido a los inversores esa rentabilidad.

Rentabilidad volatilidad

En su nota, apuntan estos analistas que la volatilidad suele estar en niveles bajos durante largos periodos de tiempo. “Durante el último ciclo, la volatilidad del S&P 500 a tres meses estuvo por debajo de 15 casi cuatro ejercicios, desde septiembre de 2003 hasta julio de 2007. La volatilidad ha estado por debajo de 15 en este ciclo solo un año”, recuerdan.

En su opinión, la situación de los fundamentales de las empresas y la economía va a provocar que siga baja. En su opinión, los datos de PIB en EEUU, el ISM, el crecimiento del empleo es consistente con los niveles actuales de la volatilidad. Aseguran que aunque la valoración de las empresas se ha encarecido, los cash flows de las cotizadas siguen altos. De acuerdo con esta nota, esta métrica es crucial cuando se habla de la volatilidad. Afirman que la rentabilidad del Free Cash Flow del S&P 500 es del 4,1%, muy cerca de su media de 30 años, lo que sugiere que no hay mucha probabilidad de una corrección de los mercados profunda”. Usando sus cálculos, estiman que hay una probabilidad de un 9%  de una caída del 5% del S&P 500 en un mes.

Según los datos de flujos de ETPs que maneja la entidad, los inversores finales están más largos en volatilidad que cortos. “Parece que están usando de forma oportuna la caída de la volatilidad implícita para iniciar posiciones largas en el VIX.

¿Qué muestran ahora las opciones?

De acuerdo con los datos de Goldman Sachs, las opciones call indican una posibilidad de menos de un 2% de una subida del 5% o más.  “Este tipo de opciones están más atractivas que en el 95% de las ocasiones en los últimos 20 años”.

Por otro lado afirman que las Puts están ligeramente sobrevaloradas e implican una probabilidad del 12% de caídas del 5% o más. “La sobrevaloración  de las puts es inferior a lo normal, ya que han estado más sobrevaloradas en un 87% de las ocasiones en los últimos 20 años”.

Probabilidad subidas y bajadas