Amper ha ganado 423.000 euros hasta marzo, lo que contrasta con las pérdidas por encima del millón de euros de 2021, tras aumentar en un 15% sus ingresos y anotarse 100.000 euros de beneficios de actividades discontinuadas.

El grupo de defensa e ingeniería ha facturado 74 millones de euros con un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 4,4 millones de euros, un 39% superior al del primer trimestre de 2021, según los datos publicados este jueves en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La compañía ha atribuido su crecimiento a la incorporación de las nuevas adquisiciones, al aumento de medios y la normalización de las actividades cuyo ritmo se redujo por el coronavirus.

Amper ha finalizado el trimestre con una cartera de 290 millones de euros, casi un 18% menos que el año anterior, si bien la firma ha subrayado que los volúmenes de 2021 estaban marcados por el estancamiento en la ejecución de proyectos por la pandemia y los de 2022 por la ejecución prácticamente total de un proyecto en un parque eólico marino en la Unidad Industrial.

La firma ha señalado que los resultados han refrendado la estrategia de la compañía de centrarse en los negocios de mayor valor como el tecnológico, que ha incrementado su peso en el grupo.

De hecho, en este primer trimestre la unidad ha aportado el 27,8% de las ventas, pero le ha bastado para significar el 72,8% del Ebitda del grupo.