Los principales índices de Wall Street prácticamente ni se mueven en una apertura de la última sesión de la semana que le sirve para digerir el mal dato de empleo conocido hoy en Estados Unidos.
 
Durante el mes de diciembre se crearon 156.000 empleos, por debajo de los 178.000 que se esperaban por parte del consenso. Con todo, el dato del mes anterior se ha revisado al alza hasta 204.000, lo que compensa algo la cifra.

Como explica Cárpatos en su sección “la cifra es más baja de lo esperado, pero tampoco algo decisivo, ni mucho menos, y más teniendo en cuenta las revisiones anteriores. Además el mercado ya se lo veía venir tras la floja subpartida de ayer del ISM de servicios, de empleo, teniendo en cuenta que servicios es el 80% de la economía”.

Los datos muestran una importante subida del 0,4% de los ingresos de los trabajadores, por encima de lo esperado por los expertos, la mayor subida en siete años. “con la ortodoxia macro sobre la mesa, la cifra no cambia absolutamente nada. Si me tuviera que quedar con una cifra, me quedaría con el +0,4% de los trabajadores, por lo que dejo en malo para los bonos”, explica el experto.
 
Tras el dato, el EURUSD ha bajado un 0,57% y está en 1,0544, lo que implica una recuperación de la mayor corrección de la divisa americana en seis meses.