El mercado comienza octubre con un aumento de la aversión al riesgo quizás por las expectativas de la subida de tipos de la FED, salida de Reino Unido y porque las exportaciones han sido flojas y hay cierta presión sobre el tipo de cambio del Yuan.
 
Eso también requiere un aumento de la rentabilidad de la deuda a largo plazo. Un clima así de incertidumbre en un momento en que los tipos a largo están bajos, generan inestabilidad.

Los datos de Estados Unidos de esta semana serán buenos, reafirman que los datos del 2T serán mejores. En la reunión del BCE no creemos que haya ningún anuncio y el PIB de China será relevante. Lo importante será la composición del PIB. Todo eso combinado con los resultados empresariales, marcarán un tono que será de prudencia en estos primeros días. ES difícil ver una inflexión al alza.

 De los resultados, creo que en EEUU veremos que los beneficios no aumentan pero también es cierto que están en niveles altos. Su peso en la economía ha crecido y no creo que la situación sea preocupante. A medida que los beneficios se estabilicen podremos ver una cierta recuperación pero hay que verlo porque hemos visto una revisión a la baja muy agresiva en los últimos tiempos.

Declaraciones a Radio Intereconomia