“Ayer el mercado cayó por una parte por China y su colateralización de bonos algo más arriesgados para operaciones de repo y, por otra parte, por Grecia y el adelanto de las elecciones que podría llevar a que cierto movimiento político se haga con el poder en contra de la Troika”.


“Los fundamentales de fondo tampoco han cambiado tanto, por lo que no podemos pensar en un cambio de rumbo. De hecho, creemos que los índices americanos y europeos todavía tiene algo de recorrido de cara a final de año”.

“Es posible que veamos a la prima de riesgo española en 50 puntos básicos el próximo año. No tiene sentido comprar deuda alemana ya, mientras que el bono español está actualmente vendido a este nivel”.

Merril Lynch aconseja comprar bonos italianos o portugueses antes que españoles por el auge de Podemos. “Lo vemos razonable, pues Italia está mejor en ese sentido, mientras que vemos caro a Portugal”.

Declaraciones a Radio Intereconomía