Con la situación que tienen las divisas, hay un riesgo de guerra comercial que no sería bueno para el crecimiento y, si vemos que el dólar se fortalece, esto le dará más presión al BCE para actuar en la reunión de diciembre.
 
 
La caída del euro es lo que está empujando al DAX y Eurostoxx a rebotar y hace que los resultados de las compañías se incrementen. Eso sí, “no será previsible esta apreciación del dólar. Para el año que viene, el problema estará en que mientras en EEUU parece que hay una política fiscal, en Japón siguen inyectando dinero sin ninguna intención de subir tipos”, reconoce Jesús Sánchez Quiñones, director general de Renta 4.

Respecto a Inditex, está cotizando en máximos anuales. Es un valor que trimestre a trimestre ha conseguido mejores resultados de lo que estaba esperando el mercado incluso en escenarios muy adversos. “Hay que tener cierta prudencia pero, si bien es cierto, que ha conseguido mejorar las cifras. En cualquier caso, cualquier empresa en máximos es para tener cierta cautela”.

El caso de Popular, como ha dicho una de las agencias de rating, si consigue cerrar el plan que tiene planteado sería muy bien recibido. Si lo consigue cumplir la cotización actual puede permitirle obtener rentabilidad importante