Empezamos septiembre con un aviso que nos ha dado China, que no es Grecia , no es un drama pero algo hay que hacer. Igual que en el tema de Grecia mantuvimos exposición, lo de China cambia un poco las cosas. 

No es que haya que salir corriendo pero sí que hay que ocuparse de ello y bajar un poco posición. Los emergentes no hay ni que tocarlos. De hecho, ayer el PIB de India fue más flojo. El ciclo será muy bueno para los desarrollados y los emergentes tienen que reconstruir sus modelos de crecimiento porque estos ya no valen.

Durante lo que queda de año, el VIX está a 28 y creo que hasta que el contexto se clarifica, todo el mundo sale diciendo cosas, hay que reducir riesgos, salir de Japón y hay que seleccionar mucho más: Si uno está fuera de mercado, estar en liquidez y si uno está en mercado, reducir y recomponer. Me iré en primer lugar a Europa y después a EEUU, que seguirá sin subir tipos porque la FED eleva más la mirada cuando toma una decisión.

Ellos tienen que subir tipos pero tienen que encontrar el timing adecuado. Yellen no ha ido a Jackson Hole ni, esa flexibilidad es lo que hace que las medidas tengan éxito o no. Creo que las circunstancias le llevan a un pierde-pierde pues si sube tipos, mucha gente pensará que se deteriorará la situación y si no lo hace, preocupará porque da la visión de que la economía no está del todo bien.

En España, hay una incertidumbre política porque hay unas convocatorias. Creo que hay que descargar un poco España por el contexto algo más confuso y cargar algo más Alemania, que estará tocada porque las exportaciones a China se verán tocadas, pero en línea con el resto de plazas. En el caso del Ibex35, creo que estamos en neutral en el año y la lógica nos dice que debería darnos un 8% en el año. Pero el índice no es ajeno a un contexto global ni a la incertidumbre política.

Declaraciones a Radio Intereconomia