MADRID, 29 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- En la víspera del encuentro entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el president de la Generalitat, Artur Mas, se repite una y otra vez el mensaje que desde el Ejecutivo central no se va a hablar de la consulta soberanista del 9 de noviembre porque es ilegal.
Así lo han expresado de nuevo los ministros de Justicia e Interior, Alberto Ruiz-Gallardón y Jorge Fernández Díaz, en sendas declaraciones, quienes han recordado a Mas que hay vida más allá del 9 de noviembre y se puede conversar de "muchas otras cosas".
Según fuentes de los populares, Rajoy quiere hablar de economía y de empleo en Cataluña e insisten en que la consulta empaña la posibilidad de alcanzar acuerdos en otros ámbitos. En definitiva, cargan sobre los hombros de Mas la responsabilidad de que se puedan llegar a estos pactos y le reclaman que acuda a La Moncloa con un planteamiento diferente.
Desde el Govern catalán, el conseller de la presidencia y portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, ha asegurado que Mas se mostrará abierto a hablar de todo: "de la economía, de las estructuras del Estado bienestar, de finanzas públicas, de la consulta, del cumplimiento de las leyes...". Y ante el cierre en banda del Gobierno a tratar algunos temas, ha contrapuesto el hecho de que Mas va "cargado de propuestas, muchas de ellas conocidas, y muchas habladas con patronal y sindicatos".
En Cataluña también creen que una consulta ilegal no puede hacerse
Homs también ha hecho referencia a que el encuentro se celebrará con el trasfondo del sonado "no" que Mariano Rajoy y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, han dado a la consulta en Cataluña. Pero el conseller ha restado importancia al acuerdo de presidente del Ejecutivo y líder de la oposición sobre que la votación es "ilegal" y por ello no puede celebrarse.
Lea también: El no de Rajoy y Sánchez a la consulta en Cataluña
El conseller ha asegurado que desde el Govern también piensan que "una consulta ilegal no se debe hacer" y ha defendido que el Ejecutivo catalán ha mantenido siempre esta postura.
¿QUÉ OTROS TEMAS TIENE MAS EN SU AGENDA?
Así las cosas, Mas puede tratar de poner sobre la mesa las otras cuestiones que ya ha explicado que tiene interés en hablar con Rajoy: pacto fiscal y más autogobierno en Cataluña, que podría calmar las aspiraciones independentistas de muchos sectores de la sociedad catalana; y reforma sobre financiación autonómica, de la que se ha dicho que, aunque el momento no es el adecuado, se podrían llegar a abordar modificaciones en este ámbito.
Lea también: Las cinco claves de la reunión entre Mariano Rajoy y Artur Mas
La esperanza sigue siendo la reforma de la financiación autonómica
De hecho, el Gobierno preparó el terreno con la publicación de las balanzas fiscales de las comunidades autonómicas. Y aunque demostraron -según los números de Hacienda basados en datos de 2011- que el déficit catalán era mucho menor de lo que reclamaba la Generalitat, la comunidad seguía perdiendo 8.500 millones de euros anuales y era la segunda peor financiada, tras Madrid.
La esperanza sigue puesta en que Rajoy se muestre flexible ante la creación de una norma para que las comunidades más ricas, como Madrid o Cataluña, no salgan tan perjudicadas.
LA GENERALITAT DESCARTA QUE MAS ACUDA DEBILITADO POR EL "CASO PUJOL"
Pero el Mas que viajará mañana a Madrid no es el mismo que hace unos días. Acudirá el día después de haber tenido que retirar todos los honores, tratos deferentes y privilegios al ex president de la Generalitat, Jordi Pujol, a raíz del escándalo de su confesión de evasión de capitales. Y el caso Pujol se ha usado por partidarios y detractores del proceso soberanista en Cataluña para caldear el ambiente en los días previos a la cita Rajoy-Mas.

La opinión de muchos es que el hecho de que Pujol haya mantenido dinero de una herencia durante 34 años en el extranjero y las repercusiones políticas del posible delito fiscal del ex president minan la credibilidad de las reivindicaciones soberanistas. Y, más importante, que el hasta ahora presidente fundador de CDC, haya sido el padre político de Mas -como él mismo se ha referido a Pujol- restan autoridad moral a Mas. Un escenario que Rajoy podría aprovechar para jugar con ventaja.
Las fuerzas políticas catalanas han reclamado a Rajoy que "sepa diferenciar" lo "personal y familiar", como desde Cataluña se ha querido catalogar el fraude tributario de Pujol, de las cuestiones de Estado. Y el conseller Homs ha dejado claro que Mas no se presentará ante Rajoy en absoluto debilitado ya que acude en calidad de representante del pueblo catalán.
La reunión se celebrará el miércoles día 30, a las 11 de la mañana, y Mas comparecerá en una posterior rueda de prensa desde la sede de la Generalitat en Madrid. Desde Bolsamania estaremos siguiendo la noticia en directo.