Las presiones de un mercado cada vez más competitivo y las condiciones económicas, exacerbadas por un entorno regulatorio muy exigente y, en ocasiones, discriminatorio, han desembocado en una clara caída de los ingresos y beneficios de las compañías europeas. Mientras esa previsión de beneficios cae a los niveles más bajos de la historia, las reformas para mejorar la legislación y mejorar la competitividad se han identificado como los estimulantes para revitalizar el mercado chino en un futuro inmediato. Sin embargo, y según el estudio ‘Business Confidences Survey 2013’ de Roland Berger y la Cámara de Comercio de la Unión Europea en China, las empresas europeas temen que los líderes chinos no tengan el suficiente apetito para ser capaces de afrontar estas reformas económicas necesarias.

Un mercado discriminatorio

Mientras la economía china pierde algo de fuerza y su mercado madura, las compañías europeas con presencia en China han empezado a sentir la caída de sus beneficios. El número de empresas de la UE que han confirmado un crecimiento de ingresos se redujo hasta el 62% y
las que pudieron contar con mayores beneficios fueron un 44% del total, por lo que solamente el 64% de las empresas europeas en China fueron rentables. El factor que afecta más negativamente a la reducción del margen de beneficios es el incremento de los costes laborales, aunque la ralentización del crecimiento tanto en China como en Europa también ha influido. Las dinámicas de los mercados en China, que afectan por igual a todas las empresas, se ven agravadas por un marco regulatorio muy discriminatorio con las compañías europeas. Aproximadamente la mitad de las empresas europeas en China han perdido buenas oportunidades de negocio debido a la dificultad de acceso a los mercados y a las cuestiones regulatorias, algo que choca con la afirmación del Gobierno chino, que asegura que todas las empresas están en igualdad de condiciones.

“Es interesante que la mitad de las economías duden de si las reformas del sistema económico chino se harán. A pesar de la afirmación de los líderes chinos de que realizarían múltiples esfuerzos para transformar e igualar el entorno legal, las compañías europeas están lejos de
ver estos resultados. El rendimiento financiero empeora y el optimismo sobre los beneficios está bajo mínimos. Hay que aplicar con rapidez cambios importantes para mitigar la escalada de costes a través del incremento de la productividad, del desbloqueo de oportunidades de
mercado y de establecer un entorno financiero justo, eficiente y que funcione correctamente”, explican desde Roland Berger.

Confianza en la recuperación

A pesar de los problemas, China representa un pilar fundamental para el crecimiento mundial. Aproximadamente la mitad de las compañías europeas aseguran que el mercado chino supone el 10% de sus ingresos totales y, aunque el optimismo sobre las posibilidades de crecimiento han bajado, el 71% de estas empresas piensa que China seguirá marcando el ritmo de la economía mundial en el futuro. De hecho, las compañías con estrategia global insisten en la importancia de China para sus negocios. Las empresas europeas están comprometidas con el mercado chino y el 86% planea futuras inversiones sobre sus estructuras actuales para mantener la influencia en el mercado local. Además, muchas empresas creen que el liderazgo de China en el mundo puede estimular sus mercados y el crecimiento del país.

Por su parte, Charles-Edouard Bouee, Presidente de Roland Berger Startegy Consultants en Asia, ha asegurado que “el avance de los jugadores locales en áreas dominadas históricamente por empresas extranjeras va a recrudecer la competencia. Las compañías europeas han reaccionado expandiendo el alcance geográfico de sus operaciones para conseguir mejores economías de escala y fortaleciendo áreas donde ya contaban con ventaja de forma que mantengan una superioridad sobre la competencia local. El factor que afecta más negativamente a los márgenes de beneficios es el aumento de los costes laborales. Estos factores representan riesgos significativos para la competitividad del mercado chino que sólo podrían ser contrarrestados si el crecimiento de la productividad se incrementa en paralelo a
los aumentos salariales”.

Sobre la Cámara de Comercio Europea en China

Formada por 51 empresas europeas con base en China el 19 de octubre de 2000, la Cámara de Comercio Europea en China fue creada por la necesidad de la Unión Europea y los negocios europeos en China de encontrar una voz común para varios sectores de negocio. La Cámara de Comercio Europea está reconocida por la Comisión Europea y las autoridades chinas como la voz oficial de los negocios
europeos en China y busca mejores accesos a los mercados chinos y renovadas condiciones operacionales para compañías europeas.

Sobre Roland Berger

Roland Berger Strategy Consultants, fundada en 1967, es una de las consultoras estratégicas líderes en el mundo. Con más de 2.700 empleados trabajando en 51 oficinas en 36 países alrededor del mundo, llevamos a cabo operaciones de éxito en los mercados internacionales más importantes. La consultora es una compañía independiente que pertenece exclusivamente a alrededor de 250 socios.
Siga a Roland Berger en Twitter: @BergerNews -

 

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar