MADRID, 02 DIC. (Bolsamania.com/BMS) .- Arturo Henríquez, consejero de Pemex en Repsol, ha concedido una entrevista a Expansión en la que ha dejado clara la postura del grupo en torno al preacuerdo alcanzado por los Gobiernos de España, Argentina y México para compensar a la petrolera española por la expropiación de YPF, y también sobre el megayacimiento de Vaca Muerta. Sin embargo, no ha querido valorar las malas relaciones de la compañía latinoamericana con Antoni Brufau.

Para el ejecutivo, que las autoridades “se hayan involucrado” es un “hito” y muestra “la voluntad de todos por resolver el problema”. Henríquez ha señalado además que ante “YPF, Pemex se muestra totalmente leal a Repsol y la participación del grupo en la petrolera española es estratégica. Así, ha añadido que su grupo “no está analizando ahora un posible acuerdo para aliarse a YPF en Vaca Muerta (…) eso no está en agenda”.

PRIMEROS DETALLES DEL PREACUERDO

Deutsche Bank será el “banco de inversión de prestigio internacional” que “apoyará al equipo de Repsol y facilitará una conducción profesional del proceso” de desarrollo del principio de acuerdo de compensación por YPF alcanzado por Argentina, según fuentes empresariales citadas por Europa Press la semana pasada.

Recordemos que la petrolera tiene intención de “iniciar en breve plazo conversaciones entre sus equipos y los del Gobierno argentino, a fin de buscar una solución justa, eficaz y pronta a la controversia”. La intención del Ejecutivo es compensar a Repsol con bonos a 10 años por valor de 5.000 millones de dólares que tratará de emitir cuanto antes, tras ser validados por el Parlamento, para que puedan estar en circulación antes de fin de año. Cuanto la petrolera los reciba, podrá venderlos en el mercado, si así lo desea, aunque asumiendo el descuento con el que esa deuda se pueda intercambiar. El cupón de los mismos estaría entre el 8,25% y el 8,75% y su periodo de gracia sería entre dos y cuatro años.

IMPLICACIONES PARA REPSOL

A los expertos de Ahorro Corporación Financiera (ACF) les “preocupa la capacidad de negociación de los detalles por parte de Repsol (…) Este escenario llevaría a que la cantidad que finalmente pudiera obtener la petrolera española fuera inferior a los 5.000 millones manejados”. Y calcula: “Un descuento en los bonos del 50% reduciría el impacto positivo en valoración hasta los 1,42 euros por acción frente a los 2,84 euros del importe inicial, llevando el precio objetivo a 22,83 euros. El nivel de provisiones aumentaría significativamente desde un nivel bruto mínimo de 1.496 millones”.

Mientras, Banco Sabadell cifra que en un “escenario conservador, sin garantías adicionales, que asume un descuento por iliquidez del bono del 30% sobre nominal, aún restaría un potencial de revalorización de al menos un +5,6% (1,07 euros por acción) para que la cotización contemple el acuerdo, valorado a cero hasta este lunes. En un escenario más optimista de asumir mayores garantías/ liquidez, nuestro precio objetivo subiría un +13% (2,73 euros por acción), hasta los 23,5 euros (+22% potencial) y aquí el potencial pendiente de descontar por el acuerdo sería cercano al +10% (1,89 euros)”.

A estas horas, Repsol cae un 0,88%, hasta los 19,1600 euros.

S.C.

Suscribete a Estrategias de Inversión Premium

Es el mejor momento para utilizar herramientas y análisis independientes para gestionar nuestras inversiones.

Ayudanos a seguir siendo independientes y seguir innovando para ofrecer el mejor análisis para los inversores. Es el momento de apoyarnos si utilizas nuestros servicios.
 

Suscribete por tan solo 15 centimos al día ( 55 Euros al año)  y descubre todo el potencial de nuestra zona premium. ¿Nos pruebas?

 

 

Pide información