El consejo de administración de Renfe ha aprobado la compra de quince nuevos trenes de alta velocidad a Talgo por 495 millones de euros, incluido su mantenimiento durante treinta años.

Del importe total de este contrato firmado entre Talgo y Renfe, 242,7 millones de euros se destinarán a la compra de los trenes y otros 252,3 millones serán para su mantenimiento durante treinta años. Tras esta adjudicación, la cartera de pedidos de Talgo asciende a un total de 3.379 millones de euros. Con esta decisión aprueba así la opción que dejó abierta a finales de noviembre pasado, cuando adjudicó la compra de quince trenes AVE con opción a 15 más.

Este segundo paquete del “macrocontrato” de trenes de Alta Velocidad será de vehículos con rodadura desplazable, es decir, que podrán circular tanto por vías convencionales como por vías AVE. De esta forma, los trenes pueden realizar trayectos que combinen los dos tipos de vía y extender los beneficios que en reducción de tiempos de viaje supone la Alta Velocidad a las ciudades a la que todavía no ha llegado. Renfe recibirá estos trenes en el primer semestre de 2020, entre cinco y trece meses antes de lo inicialmente previsto, y unos meses después de que en 2019 comience a recibir los del primer lote.

Puede acceder a nuestros indicadores técnicos sobre Talgo en nuestra zona Premium