La solución de Endesa, pionera en Europa, mejorará la garantía del suministro energético de Melilla mediante la inyección instantánea a la red de hasta 4MW de potencia durante 15 minutos.

Endesa, proyecto para reutilización de baterías de vehículos eléctricos

Endesa, en su apuesta por la investigación de nuevos sistemas de almacenamiento energético con el horizonte de un nuevo modelo descarbonizado, ha puesto en marcha el desarrollo de un sistema pionero en Europa a gran escala mediante la reutilización de baterías de vehículos eléctricos de “segunda vida”.

La solución de Endesa, basada en el agrupamiento de más de 90 baterías interconectadas y con electrónica de control de potencia instalada, tendrá una potencia de hasta 4 MW, con una energía máxima almacenada de 1,7 MWh.

El sistema de almacenamiento se ubicará en la central térmica de Endesa en Melilla, una ciudad en la que, al ser un sistema eléctrico aislado de la red eléctrica (como una isla), son clave las actuaciones para mejorar y garantizar la seguridad de suministro.

La solución podría garantizar el suministro energético de la ciudad autónoma durante 15 minutos o, incluso, mayor tiempo si se aplican cargas inferiores a 4 MW. Además, el nuevo proyecto de Endesa representa una alternativa más económica a la que representan las baterías de almacenamiento de potencia estacionaria y, sobre todo, una aplicación más sostenible, ya que reutiliza baterías ya usadas previamente en vehículos eléctricos, dando así una segunda vida a las baterías y solucionando su reciclaje.

El proyecto, que se halla en fase de validación tecnológica y de evaluación de viabilidad económica, estará preparado tecnológicamente para su puesta en marcha antes del próximo verano y constituye un claro ejemplo de economía circular. Por un lado, contribuirá de manera significativa a solucionar los desequilibrios de pérdida de generación en el sistema eléctrico y a la mejora de la calidad de suministro. Por otro, alargará la vida de las baterías ya gastadas que se hayan usado en vehículos eléctricos con una media de vida de unos seis años, dependiendo de su uso. Dadas las previsiones de que se produzca un fuerte aumento de la flota de automoción electrificada en los próximos años, se espera tanto un incremento de la oferta como una reducción significativa del coste de las baterías de “segunda vida”.

Este proyecto piloto desarrollado por Endesa cuenta con la colaboración del fabricante de automoción Nissan y se utilizarán en él 78 “battery packs” (ver imagen adjunta) de su modelo Nissan LEAF, del que ya ha vendido más de 354.000 unidades.

Pioneros en sistemas de almacenamiento

Endesa es pionera en la investigación y desarrollo de proyectos de almacenamiento energético a gran escala, dentro de su apuesta por un modelo energético sin emisiones en 2050. Básicamente, la estrategia de la compañía pasa por el crecimiento en energías renovables, la electrificación de la demanda, la digitalización, la eficiencia energética, la reducción progresiva de los sistemas de generación tradicionales y los sistemas de almacenamiento energético.

Entre los proyectos de almacenamiento energético desarrollados por Endesa en el último año, destaca  el sistema de la central térmica de Carboneras (Almería), que es en estos momentos el mayor de España y que está basado en baterías de iones de litio de 20 MW de potencia y 11,7 MWh de capacidad de producción. Otro similar está previsto en la central térmica que la compañía posee en As Pontes (A Coruña) y que en la actualidad se encuentra en fase de tramitación.