Las acciones de Twitter caen hoy más de un 2% desde los niveles del cierre del pasado viernes, cuando subió un 22% tras dispararse los rumores de que la red de microblogging podría ser adquirida.
 
En estos momentos, la compañía cotiza ligeramente por encima de la cota de 22 dólares por título.  Hoy los expertos de Oppenheimer alertan que “nadie debería comprar Twitter porque tienen una base de clientes estancada y que a 22 dólares no merece la pena”.

El experto ha dicho que “como mucho a 22 dólares está  bien valorada y potencialmente sobrevalorada, anticipándose a una potencial comprador”. Además, el experto dice que “además, no vemos a ningún comprador dispuesto a realizar las inversiones necesarias para hacer de Twitter una plataforma competitiva”, explica.

En su opinión, el uso de la plataforma de Twitter durante acontecimientos como los Juegos Olímpicos o los partidos de fútbol americano de los jueves, ha sido particularmente decepcionante.

En su opinión, es obvio que el crecimiento de la compañía se ha reducido y es por esa razón a estos precios Twitter no es interesante para ningún tipo de compañías.  Es más, en su opinión no hay ninguna opción de que dos de los posibles compradores con los que han especulado los medios –Salesforce y Microsoft- se interesen por la red de microblogging.

“Por último – dice el analista de Oppenheimer- los medios publican que Twitter pide un precio de unos 30.000 millones de dólares. No creemos que Salesforce esté dispuesto a pagar una cifra que equivale al 60% de su capitalización por Twitter. Tampoco es cuestionable que Microsoft se quiera hacer con la red social del jilguero, sobre todo después de la compra de LinkedIn hace solo unos meses.

twitter