Naturhouse, compañía especializada en la venta de productos dietéticos y la reeducación de hábitos alimenticios, ha acelerado su proceso de expansión en 2016, con la apertura de 156 centros, hasta alcanzar la cifra de 2.279 centros en 32 países. Alcanzar este nuevo récord histórico ha sido posible debido al intenso trabajo comercial que la compañía viene desarrollando desde sus inicios, al interés que despierta su marca y al atractivo de sus franquicias.
 
Los 156 centros abiertos en 2016,  suponen superar en 85 centros la cifra de aperturas netas correspondiente al guidance 2015-16, que contemplaba la apertura de 240 centros.
Esta positiva evolución se debe a la buena evolución de los países principales, Francia Italia y Polonia, donde se han  abierto, 58, 24 y 61 centros respectivamente, así como también al resto de países que continúan  sumando aportaciones al Grupo. 

Positiva también ha sido la expansión internacional, que alcanza 32 países, gracias a la incorporación de India, Hungría y Malta, lo que evidencia nuevamente que el modelo de negocio de Naturhouse funciona en cualquier país, independientemente de cuál sea su cultura, religión o costumbres.

En palabras de su presidente Félix Revuelta: “Haber superado tan ampliamente el guidance 2015-16,  la continuada apertura de nuevos países y el fortalecimiento de los países principales, pone de manifiesto una vez más el potencial de la marca Naturhouse, por lo que en 2017 seguiremos apostando por potenciar las áreas comerciales  para dar un nuevo impulso a nuestra presencia en el mundo, con especial interés en el desarrollo de Reino Unido, Alemania y EEUU.

Durante los primeros nueve meses de 2016, Naturhouse ha incrementado su facturación un 3,4% hasta los 76,6 millones de euros  y su beneficio neto un 1% hasta los 18,85 millones de euros. Asimismo ha repartido 17 millones de euros en dividendos,  lo que le ha supuesto estar entre las compañías líderes de la Bolsa española en términos de rentabilidad por dividendo. Dichas magnitudes ponen de manifiesto una vez más la capacidad de crecimiento del grupo, la solidez de su balance y su atractiva  retribución al accionista.