El FMI acaba de mejorar las perspectivas de crecimiento para la economía europea en una décima. En opinión de la institución, el viejo continente crecerá un 1,7% este año.
 
Precisamente los expertos de Natixis Asset Management dicen en un reciente informe sobre estrategias de inversión para este ejercicio que “el crecimiento se recuperará en la eurozona gracias a las políticas acomodaticias del BCE, incluso si el crecimiento sigue siendo moderado este año a nivel global”.
 
Efectivamente, las perspectivas de la gestora coinciden con las de la mayor parte de las instituciones del mundo. El FMI acaba de pronosticar una mejora del 3,4% de la economía mundial este año y del 3,6% el próximo.
 
Los mayores riesgos para que se cumplan estas previsiones son la desaceleración de China, la fortaleza del dólar, las tensiones geopolíticas y la renovada aversión al riesgo de los mercados.
 
Los países desarrollados serán los que tirarán del crecimiento, peso a que no se expandirán de media más de un 2,1% este año, según apunta la institución.
 
Europa será una de las zonas que más se van a beneficiar tanto de las condiciones monetarias que ha puesto en marcha el BCE como por la caída del precio del petróleo.

FMI

 La parte monetaria contrasta con la política de la FED que el pasado mes de diciembre ya anunció la primera subida de tipos que marca el camino para la normalización después de ocho años dominados por las políticas expansivas.
 
Para los expertos de la firma, la situación actual marca una ocasión propicia para que los stock pickers de renta variable europea puedan enfocar bien el año.
 
En concreto, Yves Maillot, el director de renta variable europea de la gestora explica que “nos estamos centrando en temas de inversión y sectores que se benefician de los bajos tipos de interés. Esto incluye a compañías con balances fuertes que permitan un buen payout a sus accionistas, empresas que puedan sacar partido de posibles operaciones de fusiones o adquisiciones, empresas defensivas con fuerte generación de cash flows (telecomunicaciones, farmacéuticas o inmobiliarias) y aquellas industrias que se fortalecen con la caída del precio de las materias primas, como la automoción”.
 
En la entidad también creen que hay valor en algunos segmentos de la bolsa japonesa, aunque siguen alejados de los mercados emergentes.
 

En la entidad señalan que en los últimos meses también lo han hecho bien las empresas de mediana capitalización.
 
En opinión de Franck Nicolas, el director de inversiones de Natixis Asset Management  explica que además de la renta variable europea también podría haber opciones en algunos segmentos de la renta fija.
 
En concreto explican que “en términos de bonos nos estamos centrando en los americanos de largo plazo, que son menos sensibles a la normalización monetaria en Estados Unidos y que son más rentables que los europeos”.
 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
 
"Estamos en una situación de sobrevaloración grande. El mercado bajista ya está aquí"
 “Cinco razones para ser optimistas con Japón”
“Abante: en la renta variable seguimos viendo las mejores oportunidades en el medio plazo”