La semana comienza muy parada sin datos macro de interés hasta el próximo viernes con la reunión de Jackson Hole. Yellen tiene que hablar pero dejará la puerta abierta a cambios aunque parece inminente la subida de tipos en EEUU. 
 
Los datos son buenos y empieza a haber cierta unanimidad por parte de los miembros apostando por esa subida. Otros antiguos responsables como Greenspan se suben al carro de las subidas e incluso en algunos casos con una celeridad mayor de la que cabría esperar.

Por el contrario, esas declaraciones más aceleradas de subidas de tipos no tienen efecto en las divisas. De hecho, el dólar se depreció la próxima semana, veremos si esta semana reacciona igual. Y el resto, pendientes delas noticias de compañías. Veremos cómo recoge OHL el hecho relevante sobre la auditoría en Mëxico.

¿Cogerá el mercado algo de tendencia? Creo que no. Hay que reconocer que la semana pasada hemos caídos tras la subida considerable previa. Tenemos en la memoria lo que sucedió en agosto del año pasado con el tema de China y nadie querrá tomar posiciones de forma agresiva hasta ver si los índices consiguen romper zona de resistencia.

Declaraciones a radio intereconomia