La sesión correrá pendiente de la decisión sobre el rating de España y cargada de volatilidad por el vencimiento de opciones y futuros”.

“Atención a la decisión de Moody’s sobre el rating de España. Ya este año nos lo subió y elevó la perspectiva, lo que abre la posibilidad de que lo vuelva a subir por la caída de los costes de financiación. Si lo subiera, sería una magnífica noticia que los inversores tomarían muy bien”.

Adicionalmente, “luego se subiría el rating de la CCAA, los bancos y otras empresas generando un círculo virtuoso alrededor de las compañías que se tienen que financiar en los mercados de riesgo”.


Declaraciones a Radio Intereconomía