MADRID, 01 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- ¿Es un buen momento para entrar en el mercado o es mejor esperar acontecimientos? Esta es la pregunta que llena la mente de los inversores en estos momentos.
Tras el final del verano, los traders preparan sus estrategias de cara a los próximos meses, aunque cada inversor debe adaptarse al horizonte temporal en el que preve trabajar. Recuerden que no es lo mismo analizar el mercado a tres meses, que a seis meses que a un año o más tiempo.
CORTO PLAZO
Pensando en el corto plazo, los analistas de Link Securities afirman que “la principal cita de la semana para los inversores es la reunión del próximo jueves del Consejo de Gobierno del BCE. Como venimos señalando en nuestros últimos comentarios, no creemos que el banco central de la Zona Euro vaya a implantar en ella el “tan deseado” por los mercados programa de compra de valores garantizados por activos (ABS) ya que, entendemos, esperará todavía un tiempo para comprobar si las medidas de tipo no convencional adoptadas el pasado junio comienzan a surtir efecto”.
Sin embargo, estos expertos se muestran “convencidos” de que el presidente del BCE, Mario Draghi, dejará claro que la intención del BCE es la de “aplicar un programa de este tipo. De no ser así, y no transmitir Draghi esta seguridad al respecto, las bolsas van a reaccionar mal”, concluyen.
MEDIO PLAZO
Por su parte, desde Bankinter afirman que “el BCE no adoptará ninguna medida nueva el jueves y eso decepcionará a algunos, de manera que las bolsas podrían pararse ante la falta, tanto de estímulos como de factores de desgaste”.
Además, señalan que los mercados podrían mostrar un comportamiento lateral, sobre todo porque Wall Street se encuentra en “niveles técnico-psicológicos (17.000 DJI; 2.000 S&P500) cuya ruptura definitiva llevará tiempo consolidar”.

Su análisis es que “el fondo del mercado sigue siendo muy bueno por ciclo, pero su “momentum” puede volverse más débil ante la ausencia de factores que le impulsen. Eso sí, cualquier hipotético retroceso significativo debería interpretarse como oportunidad para tomar algo más de riesgo a precios mejores”, pensando en el medio plazo.
FINAL DE AÑO
Si su interés es invertir de aquí a final de año, el análisis de José Luis Martínez Campuzano, de Citi, es muy interesante. “En los últimos días he podido leer varios informes de competidores anticipando un periodo muy complicado para las bolsas en lo que resta del año”, afirma.
Este experto añade que “algunos van más allá, advirtiendo de fuertes caídas en los precios de activos en un contexto de debilidad macro, riesgos difíciles de valorar y escaso margen de maniobra adicional desde los bancos centrales”.
Aunque hay opiniones para todos los gustos. “Otros, simplemente, consideran que es el momento de reducir riesgo en las carteras. Y si no suben los precios de los activos, acabarán bajando. Por último, están aquellos que consideran que todos estas amenazas vienen para quedarse pero sin que ello suponga un cambio de tendencia en los mercados. Aunque, es cierto, tendremos que acomodarnos a una mayor volatilidad. Como ven, de más a menos. ¿Y los más optimistas? También los hay, pero menos. Y esto sí es realmente positivo”, concluye.