MADRID, 12 DIC. (Bolsamania.com/BMS) .- Financial Times se despacha esta mañana con un titular que es casi una amenaza. Tras entrevistar a uno de los miembros del consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), el rotativo concluye que la autoridad monetaria europea podría obligar a los bancos a provisionar sus carteras de deuda soberana. Esta conclusión se deriva de las declaraciones de Praet acerca de que si los bonos soberanos fueran tratados “de acuerdo con el riesgo que representan para el capital de los bancos”, las entidades serían menos proclives a utilizar la liquidez obtenida a través del BCE para comprar aún más deuda soberana.

En las últimas semanas, y se espera que en los próximos meses, las especulaciones sobre cómo serán los tests de estrés a los que se someterá a la banca europea se suceden. La rumorología se centra, entre otros asuntos, en el tratamiento que recibirá la exposición a los bonos soberanos que tienen los bancos y si será penalizada. Según Basilea III, estas inversiones están libres de riesgo, pero declaraciones como las de Praet encienden las alarmas.

Los analistas de Bankinter creen que la prensa ha reinterpretado las palabras de Praet, “magnificándolas”. “Praet ha querido decir que si los bonos soberanos (es decir, la cartera propia que tiene cada banco de bonos de su propio Gobierno) fuera tratada en los próximos tests de estrés de acuerdo al riesgo implícito que entiende que tienen, entonces se reduciría la probabilidad de que la liquidez proporcionada por el BCE (LTROs) se empleara en aumentar dicha cartera de bonos”. El BCE ha hecho público su descontento porque los bancos hayan usado su liquidez para invertir en deuda soberana con una rentabilidad disparada debido a la crisis de la Zona Euro, en lugar de reabrir el grifo del crédito. De ahí, que se especule que, en caso de una tercera LTRO, estaría condicionada a garantizar créditos a la economía real. Sin embargo, el escenario es complejo, porque han sido los bancos nacionales, en el caso de España el ejemplo es claro, los que han acudido a las subastas de los Tesoros domésticos para garantizar su financiación en los peores momentos de la crisis de la periferia europea.

En Bankinter creen que el BCE busca disuadir a los bancos de utilizar su liquidez para comprar deuda pública, pero no que las compras de bonos soberanos consuman capital. En Renta 4 matizan que no queda del todo claro cómo se tratará a la exposición soberana “y habrá que esperar a finales de enero que será cuando se publiquen los criterios a aplicar en el análisis de estrés”. Para la firma, no obstante, la penalización de la cartera soberana sería “sin duda una noticia negativa para los bancos, principalmente españoles e italianos, que son los que más deuda pública de sus países acumulan en sus balances”.

Los analistas de Renta 4 advierten además de que, al margen del impacto en el sector financiero, si la deuda pública dejara de catalogarse como libre de riesgo, la financiación del Tesoro se vería afectada. “Si las entidades españolas dejan de comprar deuda pública a los ritmos actuales y los extranjeros no les sustituyen, podríamos ver tensionamiento en TIRes al alza ante una menor demanda y la necesidad de cumplir el objetivo de financiación de 2014”.

María Gómez

Suscribete a Estrategias de Inversión Premium

Es el mejor momento para utilizar herramientas y análisis independientes para gestionar nuestras inversiones.

Ayudanos a seguir siendo independientes y seguir innovando para ofrecer el mejor análisis para los inversores. Es el momento de apoyarnos si utilizas nuestros servicios.
 

Suscribete por tan solo 15 centimos al día ( 55 Euros al año)  y descubre todo el potencial de nuestra zona premium. ¿Nos pruebas?

 

 

Pide información