544.669 menores resultaron beneficiados por alguno de los programas de educación infantil que desarrolla Banco Santander en países como Argentina, Brasil, Chile, España y México, y con los que la entidad bancaria se une a la conmemoración del Día Universal del Niño.

Naciones Unidas celebra en el Día Universal del Niño cada 20 de noviembre, en recuerdo de la aprobación en 1959 de la Declaración de los Derechos del Niño por parte de la Asamblea General de la ONU. Un homenaje que invita a sumarse a este llamamiento mundial a favor de la infancia y los niños más vulnerables.

En este contexto, y en su misión de contribuir al progreso de las personas, las empresas y la sociedad, el Santander impulsa, en especial en América Latina, acciones locales en apoyo a la educación infantil, primaria y secundaria para fortalecer los programas educativos de los países. Es el caso del Programa Escola Brasil (PEB), en cuyo marco se desarrollaron 400 iniciativas durante 2016 en colegios de todo Brasil, y que contó con más de 9.000 voluntarios del banco en 180 escuelas públicas.

En Argentina el Santander concede becas escolares para prevenir la deserción escolar de alumnos con escasos recursos, y en 2016 ha colaborado además en programas de organizaciones como Cáritas, la Fundación León, Puentes hoy por ti y la Fundación Cimientos. En México, el banco fomenta la contribución al programa ‘Todos los niños a la Escuela’, de Unicef, que busca promover el acceso universal de todos los menores a una educación básica de calidad, y colabora además en el programa Bécalos, de la Asociación de Bancos de México y Fundación Televisa para apoyar con becas a profesores y estudiantes de escuelas públicas. Finalmente, Banco Santander colabora en Chile con la Fundación Belén Educa en iniciativas como becas al estudio en apoyo de la educación de excelencia para jóvenes y niños en riesgo de exclusión.

Estas iniciativas forman parte de las acciones que el Santander desarrolla en apoyo a la comunidad en todo el mundo, a las que en 2016 destinó 52 millones de euros y de los que resultaron ayudadas 1,7 millones de personas. El banco centra su estrategia de inversión social en la educación, por lo que en 2016 dedicó además otros 157 millones de euros al apoyo a la educación superior, y mantiene más de 1.100 acuerdos con universidades e instituciones académicas de 21 países.

El Santander ha renovado en 2017 su presencia en el Dow Jones Sustainability (DJSI), situándose por segundo año consecutivo como uno de los 10 bancos mejor valorados del mundo por su gestión sostenible, según este índice, del que forma parte desde el año 2000. También está incluido en el índice FTSE4Good desde 2003.

Más información