Al parecer, los acreedores de la deuda personal de Esther Koplowitz o habrían aceptado alargar el proceso de refinanciación del agujero que tiene como aval más de la mitad del capital de FCC.


Según cita Reuters, fuentes cercanas al proceso de refinanciación de la deuda personal de Esther Koplowitz, los bancos acreedores, es decir, BBVA y Bankia, no habrían accedido a alargar el plazo de vencimiento hasta 2019, como se preveía. Este lunes es clave para Esther Kopolowitz, ya que la directiva tendría que llegar a un acuerdo in extremis con los bancos acreedores de una deuda personal cercana a los 1.000 millones. No obstante, parece que BBVA y Bankia no están abiertos a alargar el vencimiento del préstamo hasta 2019. En caso de confirmarse estos rumores y no llegar a un acuerdo, las financieras podrían ejecutar la deuda de la sociedad B-1998 y quedarse con el 50,01% de FCC.

Además, también llevaría al traste la ampliación de capital que la constructora prevé cerrar antes de final de año por valor de 1.400 millones de euros y que posibilitaría a la compañía amortizar parte de los más de 4.500 millones de deuda que refinanció. Además, hay que contemplar que esta ampliación supondrá una enorme dilución para los antiguos accionistas, pues actualmente FCC capitaliza 1.843 millones y la ampliación se llevaría a cabo por valor de un 73% del capital.