Ya viene siendo habitual lo que hemos visto hoy en China. Las pérdidas están siendo constantes en las últimas semanas pues lleva un proceso de corrección de algo más del 37% desde los máximos de julio. 


Todo lo que hemos venido haciendo para resolver los problemas desde 2007 no ha hecho más que crear burbujas, la mayor ha sido la inmobiliaria en China y está haciendo que caiga la actividad económica. También la de las materias primas: que estaban siendo utilizadas por el gigante asiático, que están en proceso de corrección. Como resultado final de esto, el PMI Manufacturero del viernes fue otro detonante más. Llamar a esto corrección es un poco fuerte: es un acercamiento a la realidad frente a la ficción que hemos vivido en últimos meses.

La primera recomendación es no pensar que la FED subirá tipos de interés. Con una desaceleración a nivel mundial, de la que EEUU no será ajena, ni se puede pensar que se subirán tipos. De alguna manera estamos con una escasez de armas por parte de las autoridades que hace pensar si han buscado soluciones o no.

Declaraciones a Radio Intereconomia