BBVA firmó los tres primeros meses del año con un beneficio atribuido de 1.536 millones de euros, un 146.2% más que en el mismo período del año pasado. Sin contar las plusvalías generadas por la venta de Citic (CNCB), el resultado se incrementó hasta 983 millones. 

BBVA obtuvo un beneficio atribuido de 1.536 millones de euros entre enero y marzo de 2015, un 146,2% más que en igual periodo del año pasado. Sin contar las plusvalías generadas por las ventas de acciones del banco chino CNCB, el resultado se incrementó un 52,8% hasta 953 millones de euros. El buen desempeño de los ingresos y el control de los costes contribuyeron a impulsar el beneficio.

Unas cifras que, según ha manifestado BBVA en la nota de prensa enviada a la CNMV, "confirman las positivas dinámicas de crecimiento que experimentamos desde finales del año pasado”, señaló Ángel Cano, consejero delegado de BBVA. “La calidad de los ingresos, la mejora de los indicadores de riesgo, la solidez de nuestro capital y los avances en la transformación digital son las claves del trimestre”. T odas las rúbricas de la cuenta de resultados del Grupo BBVA crecieron en el primer trimestre respecto a un año antes (margen de intereses, margen bruto, margen neto, beneficio antes de impuestos y resultado atribuido).

Beneficio bbva


En estas cuentas trimestrales, BBVA ha decidido aplicar el tipo de cambio denominado SIMADI en Venezuela (193 bolívares fuertes por dólar, que supone una reducción del 93% respecto al tipo de cambio aplicado anteriormente), por considerar que es el que mejor refleja la situación a la fecha de los estados financieros del Grupo BBVA. Por este motivo y con el fin de explicar mejor la evolución del negocio, a continuación se comentan las principales partidas de la cuenta de resultados sin incluir Venezuela. El margen de intereses evolucionó de forma muy positiva en todas las geografías, gracias a la recuperación de la actividad en los países desarrollados y pese al entorno de tipos bajos. Esta rúbrica avanzó un 17% interanual (+9,3% a tipos de cambio constantes) entre enero y marzo, hasta 3.624 millones de euros.

Por otra parte, los indicadores de riesgo continuaron evolucionando de forma positiva. La tasa de mora del Grupo BBVA cerró el primer trimestre en un 5,6%, desde el 5,8% de finales de diciembre y el 6,6% de marzo de 2014, con una cobertura del 65%. En cuanto a solvencia, BBVA demostró solidez y calidad en todos sus ratios. La ratio CET1 se situó a finales de marzo en un 12,7% según la normativa vigente en Europa (CRD IV). Si se aplica el criterio fully-loaded, que adelanta futuros impactos de la normativa, la ratio se ubicó en un 10,8%.





Tasa de mora y cobertura BBVa

En cuanto a áreas de negocio, la recuperación de la economía se notó en la actividad bancaria en España. La facturación por nuevas operaciones de crédito subió en el primer trimestre en los segmentos de pequeñas y medianas empresas (+40%), consumo (+31%) e hipotecas (+19%). El stock total de crédito bruto a la clientela disminuyó ligeramente en el trimestre (–0,6%). Los ingresos típicos del negocio bancario, incluidos en el margen de intereses más las comisiones, se elevaron un 5,3% hasta 1.345 millones de euros. La tasa de mora mejoró hasta ubicarse en un 5,9%, con una cobertura del 46%, y las provisiones crediticias continuaron reduciéndose, un 9,1% frente a las del mismo periodo del año anterior. El área ganó 347 millones de euros (-9,6%).

La actividad inmobiliaria en España aprovechó las mejores perspectivas de este mercado para obtener plusvalías en las ventas de inmuebles por tercer trimestre consecutivo, a la vez que continuó la reducción de provisiones. Además, el área siguió reduciendo su exposición neta y aminorando las pérdidas un 37,2% hasta -154 millones de euros. Para explicar mejor la evolución del negocio de las áreas con moneda distinta a la del euro, las tasas de variación expuestas en adelante se refieren a tipos de cambio constantes.
 
Estados Unidos logró expandir su actividad, tanto en créditos (+12,2%) como en recursos de clientes (+15,3%). La franquicia obtuvo mayores volúmenes de ingresos, incluso en un entorno de tipos bajos, lo que unido al control de los gastos se tradujo en un crecimiento de doble dígito del margen neto (+10,1%). La adecuada gestión del riesgo mantuvo la tasa de mora en un 0,9%, con una cobertura del 164%. La franquicia superó los test de estrés, recibió el visto bueno a su plan de capital y adquirió Spring Studio, una compañía especializada en experiencia de usuario y diseño. Estados Unidos ganó 136 millones de euros, un 5,6% interanual más.
 
México también engrosó su balance con crecimientos de doble dígito en inversión crediticia y en los recursos de clientes. La tasa de mora mejoró hasta el 2,8%, con una cobertura del 116%. BBVA Bancomer afianzó su liderazgo en el país, tanto en créditos como en recursos. La intensidad de la actividad se trasladó a los ingresos y al resultado del área, que ganó 524 millones de euros (+7,1%).
 
América del Sur –sin Venezuela- superó en más de un 12% la inversión crediticia y en un 11% los recursos de clientes reportados un año antes. Todos los márgenes crecieron a ritmos de doble dígito en los primeros tres meses respecto a igual periodo del año anterior. La tasa de mora se situó en un 2,3%, con una cobertura del 119%. Los países andinos fueron el motor de la región, que ganó 213 millones de euros (+8,1%). Con el cambio a SIMADI, Venezuela obtuvo un beneficio de 15 millones de euros (-74,2% a tipo de cambio corriente, + 246,2% a tipo de cambio constante).
 
En cuanto a Turquía, BBVA continúa con el proceso de aprobaciones regulatorias para culminar la ampliación de su participación en Garanti. La excelente gestión del banco turco, un trimestre más, fue especialmente notable en los ingresos del negocio bancario (margen de intereses más comisiones), que se impulsaron un 26,2% en términos interanuales. Turquía ganó 86 millones de euros (+12,2%). El resto de Eurasia contribuyó con un beneficio de 36 millones de euros (-4,4%).