El 98% de los consejeros generales de Caixa Galicia y el 94% de los de Caixanova que participaron en las asambleas generales extraordinarias, celebradas esta tarde en A Coruña y Vigo, respaldaron la fusión de ambas entidades.

El proyecto de fusión de Caixanova y Caixa Galicia constituye la operación empresarial más importante de la historia de Galicia. La nueva entidad será la quinta caja española por activos, gestionará un volumen de negocio de 108.400 millones de euros, dispondrá de una red de más de 1.000 oficinas y de una plantilla próxima a los 8.000 empleados.

Mauro Varela, presidente de Caixa Galicia y copresidente de la nueva caja gallega, subrayó que la nueva entidad "será más eficiente, más solvente y con mayor capacidad para implicarse en el desarrollo económico del territorio; una caja que mantendrá el inequívoco compromiso social que nos diferencia de los bancos".

Julio Fernández Gayoso, presidente de Caixanova y copresidente de la futura caja, remarcó que "se trata de un momento histórico, tanto para las dos cajas como para Galicia, porque después de un proceso laborioso y en un momento de enorme complejidad para todo el sector de las Cajas, va a nacer la gran Caja de Ahorros Gallega".

Con el nacimiento de la futura Caixa de Aforros de Galicia, Vigo, Ourense e Pontevedra, nuestra comunidad mantendrá y reforzará su sistema financiero y contará con un potente instrumento para servir al interés general de Galicia y afrontar el nuevo entorno económico. La estructura de gobierno de la nueva caja se reparte a un 50%, en asambleas, consejos y organigrama directivo, bajo la dirección general de José Luis Pego. "El mandato de los órganos de gobierno ha sido claro y a partir de ahora los que integramos la nueva caja tenemos que aprovechar todas las sinergias de ambas entidades para afrontar los retos que tenemos por delante; será una tarea difícil, de mucha responsabilidad, pero también muy ilusionante para todo el equipo que integra la nueva caja" señaló Pego, director general de Caixanova.

La sede social de la nueva caja estará en A Coruña, mientras que Vigo será la sede institucional y de la dirección efectiva del negocio. La nueva caja comenzará su andadura el 1 de diciembre después de su inscripción en el Registro Mercantil. Sus primeras decisiones serán la aprobación en consejo y asamblea de la emisión de 1.162 millones de euros en participaciones preferentes de cara a su suscripción por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y cuya devolución está prevista en los cinco primeros años de la integración, según el proyecto ya aprobado por la Comisión del FROB, el Banco de España y la Comisión Europea.


Una cita histórica para las cajas y para Galicia

Javier García de Paredes, director general adjunto ejecutivo de Caixa Galicia, argumentó que la fusión es coherente con la trayectoria de ambas cajas gallegas "porque tenemos un gran proyecto económico que nos permitirá seguir siendo una caja de ahorros, seguir siendo un líder social en Galicia y un gran jugador en el nuevo mapa financiero español". El que será director general adjunto ejecutivo de la nueva caja gallega precisó que "el modelo de caja que funciona es el que la liga a su tierra, a sus clientes, a sus universidades, a sus empresas y a su sociedad".

La integración de Caixa Galicia y Caixanova genera unos costes de 674 millones de euros, dedicados principalmente para afrontar prejubilaciones y devolver la cantidad solicitada al FROB, pero produce un mayor ahorro cifrado en 1.012 millones de euros por las sinergias que se producen por la reducción de gastos que lleva aparejada la fusión, de esta forma el ahorro de costes es de 334 millones de euros.

De los 320 miembros de las asambleas asistieron 285 (un 92,5% en Caixanova y un 85,6% en Caixa Galicia), que respaldaron mayoritariamente el proyecto común de fusión aprobado el 6 de septiembre por los consejos de administración de Caixa Galicia y Caixanova. Este texto describe una fusión por integración en una nueva caja guiada por los principios de ponderación y equilibrio entre iguales y orientada a una mejor eficiencia, a la racionalización de la administración y al redimensionamiento de la capacidad productiva para mejorar las perspectivas futuras.

También aprobaron los consejeros el balance de fusión cerrado a 30 de junio de 2010, tal y como recogía el protocolo de integración, y los miembros de los órganos de gobierno que regirán la caja durante el período de transición de tres años, incluyendo la cobertura de las vacantes que existían hasta ahora en las asambleas de las cajas hasta completar los 160 consejeros generales por parte de cada entidad.

Una estructura equilibrada y ponderada

La asamblea general estará constituida por 320 consejeros generales (160 procedentes de cada caja); el consejo de administración tendrá 22 vocales (11 de cada caja) y las comisiones de control (10 miembros), delegada (12 miembros), de retribuciones, de inversiones y de obra social (6 miembros en cada una) también serán paritarias.

Durante la primera mitad del período transitorio de tres años las funciones de presidencia las ejercerá el copresidente procedente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, y durante la segunda Mauro Varela, procedente de Caixa Galicia. El orden de presidencias en las dos mitades del período transitorio es inverso en la comisión de control de las del consejo de administración.

El consejo de administración de la caja resultante de la fusión tendrá, durante el período transitorio, cuatro vicepresidentes (el primero y el tercero procedentes de Caixa Galicia y el segundo y el cuarto procedentes de Caixanova, y viceversa después de los primeros 18 meses). También se constituyen dos consejos territoriales, uno en A Coruña (con el ámbito territorial de las provincias de A Coruña y Lugo e integrado por 19 miembros), y otro en Vigo (ámbito territorial de Pontevedra y Ourense e integrado por 17 miembros). Las funciones de estos consejos serán las de aprobar o denegar riesgos dentro de las políticas y de los límites cuantitativos y condiciones establecidas, y colaborar en la gestión de la obra social, dentro del presupuesto asignado.


El proyecto de fusión aprobado en la asamblea general establece que la sede social se fija en A Coruña (Rúa Nueva, 30), y la dirección ejecutiva del negocio en Vigo (Av. García Barbón, 1-3). La institucional, sede de los distintos órganos de gobierno y de las comisiones será en Vigo. A Coruña será la sede de la Asamblea General. Habrá cosedes representativas, comerciales y operativas tanto en Vigo como en A Coruña.

La obra social de ambas cajas se integrará, si bien continuarán coexistiendo la Fundación Caixanova y la Fundación Caixa Galicia durante el período transitorio de tres años operando de manera coordinada para mantener su liderazgo en el ámbito sociocultural de Galicia.


Una nueva entidad fuerte en el sistema financiero español

La fusión de Caixa Galicia y Caixanova pretende responder al nuevo entorno económico y actuar en el interés general de Galicia y del sistema financiero nacional. El reforzamiento de los recursos propios que concede el FROB permitirá crear la primera entidad financiera de Galicia y la quinta caja de ahorros de España orientada al cliente, a potenciar su estabilidad financiera y su capacidad para competir en el nuevo contexto de mercado.

El plan de integración prevé la obtención de resultados positivos en todo el período proyectado (2010 - 2015), en medida suficiente para afrontar la devolución del FROB, continuar reforzando la solvencia de la entidad, la cobertura de la morosidad y preservar la intensidad de su compromiso con el entorno a través de la inversión social, garantizando así la vinculación territorial de la nueva caja con sus mercados de origen.

Tras la amortización completa del FROB en el año 2015, se alcanzaría un coeficiente de solvencia básico (core capital) superior al 7% y un TIER1 en el entorno del 10%.

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar