Lar España cerró el primer semestre con un beneficio neto de 43,4 millones de euros, más del doble que los 19,3 millones que ganó en el mismo periodo de 2015, apoyada en la favorable evolución de los ingresos por rentas.


Lar España basa la mejora de sus beneficios en el ascenso de los ingresos por rentas, que repuntaron el 90% hasta los 26,9 millones de euros. El incremento de los ingresos por rentas entre el primer semestre de 2016 y el mismo período del ejercicio anterior, corresponde principalmente a la adquisición y puesta en marcha de nuevas inversiones inmobiliarias durante los meses comprendidos entre ambos períodos trimestrales por parte del Grupo (cinco centros comerciales y dos medianas comerciales).

La compañía ha declarado que la adquisición de nuevos activos a lo largo de los últimos doce meses y las mejoras llevadas a cabo en la gestión explican este ascenso de los ingresos.
 


 

El resultado bruto de explotación (ebitda) fue de 23,8 millones de euros,un 197% superior con respecto al generado en el primer semestre del 2015
 

Por otro lado, al cierre de junio de 2015, Lar España contaba con activos por valor de 506 millones de euros, una cifra que a finales de junio de este año se elevaba a 1.050 millones, mientras que su deuda ascendía a 456 millones de euros.