La subida de tipos, en opinión de esta experta, se retrasará hasta marzo del próximo año. “Es un poco pronto para decirlo pero los datos de empleo muestran bastante volatilidad y, una vez se pase ésta, habrá que ver si se confirman los datos económicos”.

Respecto a los datos empresariales, han estado más afectados por la apreciación del dólar, especialmente en EEUU, y hay que mirarlos con cautela.

Declaraciones a Radio Intereconomia