Creo que el movimiento de hoy es un simple rebote. El mercado va a seguir complicado hasta el día 23, aunque tristemente todo ha cambiado tras el asesinato de la diputada laborista. El mercado descuenta de forma perversa que queda desautorizada la opción del Brexit.
  
El evento global al que mira todo el mundo es el Brexit y creo que no hay que hacer nada hasta conocer el desenlace. El sentido común dice que no habrá Brexit. Si es cierto que si se deshacen posiciones y luego no hay Brexit, el rebote será tan fuerte y repentino, que luego será más complicado entrar. Ahora bien, el día después, se puede comprar compañías con más riesgo.
 
Si no hay Brexit, las bajas rentabilidades de la deuda se mantendrán hasta el día 23. Aunque a medio plazo las relaciones con Reino Unido seguirán siendo delicadas, entre otras cosas, por las ayudas a la agricultura, pero en el corto plazo el mercado está reaccionado a la baja y, si no sale adelante el Brexit, habrá rebote.
 
La fusión entre la parte eólica de Siemens y Gamesa ya estaba siendo descontada. Nosotros manejamos para Gamesa un precio objetivo de 19,3 euros. La operación no va a ser una OPA, por lo que será como un dividendo extraordinario de unos 3,2, euros por acción, pues serán 900 millones a repartir.
 
Declaraciones a Radio Intereconomía