La cartera del grupo DURO FELGUERA ha ascendido a 2.105 millones de euros, lo que supone un incremento del 4% y durante este último trimestre la deuda neta ha aumentado en 18 millones de euros.
 
La contratación del grupo DURO FELGUERA ha sido de 321 millones de eurosdurante los nueve primeros meses del ejercicio, fomentada principalmente por las líneas de Mining & Handling, Oil & Gas y Servicios. Las ventas de la empresa han descendido un 17% con respecto al pasado año. La Empresa afirma que la mayor causa de este descenso es “el inicio de sus proyecto en Río Grande (Brasil) en proceso financiero y BioBio (Chile), este último por la obtención de licencia medio ambiental, gestionada por el cliente.”

El resultado financiero neto ha ascendido a 15,2 millones de euros negativos, con respecto a los 8,1 millones de euros positivos en el mismo periodo del pasado ejercicio. Esta debilidad es fruto de la bajada de los ingresos financieros y al endeudamiento de la empresa en Argentina, que tiene un coste bastante alto.

El margen EBITDA del ejercicio es del 4,6%, lo que supone un incremento de 145 puntos básicos respecto al margen del pasado ejercicio. Este avance está relacionado directamente con la mejora en las divisiones de Mining & Handling, Oil & Gas y Servicios, según ha afirmado la empresa. El resultado bruto de explotación ha aumentado un 21,1% en el período, alcanzando los 22,2 millones de euros.

Debido a que algunos proyectos relevantes se han retrasado, como Rio Grande o Bio-Bio, las ventas netas totales del grupo han ascendido, en los primeros nueve meses, a 481 millones de euros, un 16,9% menos que en el mismo periodo anterior.

Con respecto al balance, la empresa dispone de una tesorería bruta de 108 millones de euros y una deuda neta de 253 millones de euros. Durante los 9 primeros meses ha aumentado en 178 millones de euros,  debido a “los sobrecostes que la compañía está sufragando en el proyecto Vuelta de Obligado, el desembolso de parte de los avales en Australia mencionados anteriormente, así como la evolución del circulante en el proyecto de Carrington”, según ha afirmado la empresa. Y durante este último trimestre la deuda neta ha aumentado en 18 millones de euros, “un crecimiento muy inferior al de los dos trimestres anteriores debido a la finalización del proyecto de Carrington, así como a la menor actividad en el proyecto Vuelta de Obligado que se encuentra en su fase final de desarrollo”, según ha afirmado la sociedad.