MADRID, 19 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- La gran banca española ha decidido cambiar su estrategia y ahora mira más al exterior. En este tendio, las principales entidades han comenzado a interesarse por la deuda pública extranjera de tal manera que su cartera de emisiones foráneas ha aumentado un 45% en el último año, hasta alcanzar los 81.656 millones de euros.Entre junio de 2013 y junio de 2014, los bancos españoles han adquirido 25.500 millones de euros en emisiones extranjeras mientras que se han desprendido de 14.637 millones de euros en obligaciones y letras del Tesoro. La mejoría económica ha conllevado que la rentabilidad de los bonos españoles se reduzca y la banca ha decidido fijarse en otros países ahora más atractivos.
Las inyecciones de liquidez del Banco Central Europeo (BCE) llevadas a cabo en 2012 llevaron a la banca española a centrarse en los bonos patrios ya que su interés llegó a alcanzar el 7,5% por la escalada de la prima de riesgo. De esta forma, la cartera de deuda española en sus balances alcanzó los 154.000 millones.

CAMBIO DE ESTRATEGIA
Aunque cada entidad está siguiendo una estrategia diferente, según su presencia en el extranjero y su situación financiera, expertos del sector aseguran que muchas en la actualidad están vendiendo bonos españoles para obtener plusvalías y comprar otros pero con una mayor diversificación.
Lea también: A Moody's sigue sin gustarle la banca española
Por entidades, el grupo que más recursos ha destinado a emisiones públicas disponibles para la venta es BBVA, con 75.000 millones de euros. Por su parte, Santander le sigue con casi 61.000 millones. Sin embargo, Banco Popular es el menos expuesto a este tipo de productos ya que es el que menos títulos tiene de los estados, por un valor inferior a los 15.000 millones, la mayoría españoles.
Lea también: ¿Cuándo sería aconsejable tomar posiciones en la banca española?