Son muchas las noticias que, en los últimos meses, se han conocido sobre Colonial. A la ampliación de capital y la entrada del fondo soberano de Qatar se une su expulsión del Ibex small Caps. Pero ¿qué queda en su cotización?
 Colonial puso este lunes en marcha su ampliación de capital, valorada en un total de 1.266 millones de euros, con la que emitirá trece nuevas acciones por cada título actualmente en circulación.

La ampliación se enmarca en la operación de recapitalización y reducción de deuda que lleva a cabo la inmobiliaria. En concreto, los recursos que obtenga de esta emisión, junto a un préstamo de 1.040 millones que acaba de firmar, permitirán a Colonial pagar la deuda de 2.100 millones que soporta y que en su mayor parte vencía este año. Además, con la ampliación, la inmobiliaria consolidará su nueva estructura accionarial en la que el Grupo Villar Mir figura como primer accionista con un 24% de su capital.

De hecho, Villar Mir, y otros dos inversores (MoraBanc y el grupo Santo Domingo) se han comprometido a suscribir 572 millones de la ampliación de Colonial, que no obstante está garantizada gracias al contrato de aseguramiento firmado con Morgan Stanley.

Además, justo ayer se conoció que el fondo soberano de Qatar ha duplicado su apuesta por Colonial, dado que ha elevado hasta el 8,78% la participación del 3,78% que la pasada semana tomó en el capital social de la inmobiliaria.
Qatar Investment Authority se consolida de esta forma como socio de referencia de la compañía de la que el Grupo Villar Mir es primer accionista.

En concreto, el fondo de Qatar cuenta con un paquete de 19,84 millones de acciones de Colonial, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este porcentaje está valorado en unos 11,3 millones de euros en función de la actual cotización de la empresa.

El fondo soberano se ha quedado con gran parte de los títulos vendidos por Goldman Sachs, entidad que ha vendido el 5% que le quedaba en la inmobiliaria, en la que llegó a controlar un 15% en 2010 cuando, junto a otras entidades financieras, ejecutó la deuda del entonces accionista de control de la empresa Luis Portillo.

Lo último sobre el valor es su expulsión del índice Ibex Small Caps ante la ampliación de capital. Dicen los expertos que, a falta de conocer cómo se desarrollará la operación, el valor podría ser una oportunidad si se entra a precios por debajo de los actuales pero que estaría caro si se deja subir más. Desde un punto de vista técnico, Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión reconoce "la acción se encontraba muerta, en un movimiento lateral de muy largo plazo con suelo en 0,1601 y techo en 0,5143. A medida que comenzaron los rumores de que podría refinanciar su deuda y salir de una situación crítica, el precio comenzó a repuntar acompañado por un elevado volumen de contratación hasta que el día que se confirmó la llegada de financiación consiguió superar el techo del lateral, 0,5143. El mercado la ha sacado del coma y le da una oportunidad.

En esta situación creo que la mejor opción es conceder una oportunidad a ese posible escenario de suelo estableciendo un stop inferior a 0,4357, nivel que en caso de ser perdido confirmaría la ruptura de la directriz alcista trazada en el gráfico. El stop es amplio y más aún al precio de compra pero es el que deshace la estructura de mínimos crecientes y la volatilidad es elevada. (Ver: Informe para registrados. Análisis del Ibex 35, Banco Santander, Colonial, EADS y Amper)

Gráfico diario Colonial
Gráfico Inmobiliaria Colonial