IBERDROLA ha obtenido durante 2011 un beneficio neto de 2.805 millones €, lo que supone un ligero descenso del 2,3% respecto a 2010. Asimismo, la Compañía ha registrado durante el pasado ejercicio el mayor beneficio bruto de explotación (Ebitda) de su historia, al situarse en 7.650,5 millones €, un 1,6% más que el año anterior. 

Este beneficio neto se ha logrado a pesar de los saneamientos llevados a cabo por el Grupo, del complejo entorno económico actual y de los menores atípicos registrados en el periodo.

Los saneamientos realizados han ascendido en términos brutos a 402 millones € y corresponden, fundamentalmente, a tres factores: la revisión de las previsiones de utilización de la central de carbón de Longannet en Reino Unido, la actualización de las previsiones del plan de negocio de Gamesa y el coste de desarrollo de proyectos renovables finalmente desestimados.

A esto se añade el desfavorable entorno económico, afectado por una menor demanda y precios más bajos, así como por los cambios regulatorios en el negocio renovable, un fuerte incremento de los tributos y las variaciones del tipo de cambio.

Otro de los factores que han influido en el beneficio neto es el descenso de los ingresos atípicos en 133 millones €, tras la venta en 2010 de los activos de Guatemala y Connecticut. 

El Ebitda, por su parte, se ha visto reforzado gracias al buen comportamiento del negocio regulado y renovable, que aportan un 51% y un 19% al total del Grupo, respectivamente. El Ebitda regulado alcanza los 3.825,4 millones € (+ 5,5%) y el renovable se mantiene en 1.455,6 millones €.  

La evolución de estas dos áreas - regulado y renovable- compensa la peor evolución del negocio liberalizado, que aunque aporta un 30% al Ebitda del Grupo, registra una caída del 7,4% hasta los 2.255,1 millones €. Esto se debe, fundamentalmente, al gran incremento de los tributos, que en 2011 aumentaron un 50,1% respecto al ejercicio anterior hasta alcanzar los 621 millones €, de los que 518 millones € corresponden a España.

En este contexto, la Compañía ha llevado a cabo inversiones por valor de 8.190 millones €. De esta cantidad, 4.002 millones € corresponden a inversiones orgánicas, con un 44% destinado al negocio regulado, un 39% a renovables, un 12% al negocio liberalizado y un 5% a otras áreas.

A esta cifra hay que añadir la adquisición de la brasileña Elektro por 1.672 millones de euros el pasado mes de abril y la fusión por absorción con la filial Iberdrola Renovables, proceso que supuso una inversión de 2.516 millones €. De este modo, la Compañía sigue adelante con su proceso de expansión internacional.

El flujo de caja (cash flow) se sitúa al cierre de 2011 en 6.047 millones €, un 5,8% más.

Las ventas se han incrementado un 4% durante el ejercicio 2011 hasta los 31.648 millones €, mientras que el margen bruto ha crecido un 3,3% hasta los 12.026 millones €, gracias al modelo de negocio diversificado y al perfil internacional del Grupo. Asimismo, de acuerdo al modelo de gestión desarrollado por la Compañía, la eficiencia ha mejorado durante el ejercicio 2011 un 1,7% con respecto al año anterior.

La producción del Grupo durante el ejercicio 2011 se ha situado en 145.126 gigavatios hora (GWh), lo que supone un descenso del 5,5% respecto a 2010. Este leve retroceso se debe fundamentalmente al peor comportamiento de la cogeneración (-19,6%) y de la generación hidroeléctrica (-18%).

No obstante, continúa mejorando el comportamiento de la producción renovable, que a lo largo de 2011 alcanzó los 28.721 GWh, un 13,1% más que en el ejercicio anterior.

En este contexto, la Compañía mantiene sus perspectivas de crecimiento del Ebitda en el entorno del 5% para el periodo 2010-2012.

Sólida posición financiera y consolidación del rating "A"

A pesar del complejo entorno económico, IBERDROLA ha continuado durante el ejercicio 2011 reforzando su estructura financiera hasta obtener una liquidez cercana a los 9.300 millones €, importe suficiente para cubrir las necesidades financieras de los próximos 24 meses. Los recursos propios, por su parte, ascienden al cierre del periodo a 33.208 millones €.

La deuda neta ajustada del Grupo - sin tener en cuenta los 2.991 millones € pendientes de cobro del déficit de tarifa - se sitúa al cierre de 2011 en 28.715 millones €. Esto supone un incremento del 15,9% respecto a 2010, debido a la compra de acciones en el marco de la fusión por  absorción de Iberdrola Renovables y a la adquisición de Elektro. No obstante, el Grupo logra contener su nivel de apalancamiento, que se sitúa en el 46,4% (excluyendo el déficit).

La Compañía ha mejorado su resultado financiero neto un 17,5% hasta los 1.061,9 millones €.

IBERDROLA ha realizado además operaciones de financiación por 8.910 millones €, que han permitido que la Compañía sitúe el vencimiento medio de su deuda en 6,3 años, mientras que el 80% de la deuda con vencimiento en 2012 ha sido ya refinanciada.

Gracias a esta sólida posición, y a pesar del entorno generalizado de bajadas de rating, la Compañía ha logrado mantener sus calificaciones crediticias en niveles A de máxima calidad con perspectiva estable.

Mantenimiento de la política de retribución al accionista

IBERDROLA ha continuado a lo largo de 2011 con su política de retribución al accionista, poniendo en marcha dos nuevas ediciones del plan de scrip dividend ‘Iberdrola Dividendo Flexible´, tanto para el cobro del dividendo complementario del mes de julio con cargo a 2010 como para el dividendo a cuenta de 2011.

Mediante este programa de retribución, la Compañía ofrece a sus accionistas la posibilidad de obtener acciones del Grupo de forma gratuita sin ningún tipo de retención fiscal o de vender sus derechos a la Compañía - a un precio fijo garantizado -  o al mercado.

El Consejo de Administración del Grupo aprobó el pasado lunes proponer a la Junta General de Accionistas mantener, al menos, el dividendo con cargo a 2011 en 0,326 euros brutos por acción, igual que el abonado con cargo a 2010.

Para ello, IBERDROLA propondrá, en primer lugar, el reparto de un dividendo en efectivo de 0,03 euros brutos por acción y la puesta en marcha de una nueva edición del programa ‘Iberdrola Dividendo Flexible´.

En el marco de este plan, la Compañía asumirá un compromiso de compra de, al menos, 0,15 euros brutos por derecho.

Estos 0,18 euros brutos por acción se sumarían a los 0,146 euros del precio de compra de los derechos del programa ‘Iberdrola Dividendo Flexible´ abonados el pasado mes de enero -equivalente al dividendo a cuenta de 2011-, hasta alcanzar, al menos, los mencionados 0,326 euros brutos por acción.

Claves operativas de 2011
 

1)   Crecimiento del Negocio Regulado

El Ebitda del Negocio Regulado de IBERDROLA se ha situado en el ejercicio 2011 en 3.825,4 millones €, lo que supone un incremento del 5,5% respecto a 2010. Este buen comportamiento se debe al avance en determinados aspectos regulatorios, así como a las sinergias y mejores prácticas de la Compañía.

Por áreas geográficas, España ha aportado 1.555,4 millones € (40,65% del total), Brasil 890,2 millones € (23,27%), Reino Unido 832,3 millones € (21,75%) y Estados Unidos  547,7 millones € (14,31%).

Destaca el fuerte crecimiento de Brasil, que se convierte en el segundo país por aportación al Ebitda regulado y cuya contribución crece un 59,9% con respecto a 2010 gracias a la consolidación de Elektro, la revalorización del real y a los avances operativos con la incorporación de nueva capacidad hidroeléctrica. Sin tener en cuenta la aportación de la filial brasileña, el Ebitda del país habría aumentado un 3,8%.

En Reino Unido la Compañía también ha registrado una mejora del negocio regulado, con un crecimiento del Ebitda del 4,2% gracias a los mayores ingresos (+ 5%) generados por las mayores inversiones (+10%) y al incremento de la eficiencia.

 
2)   El Negocio Liberalizado, penalizado por mayores tributos

El Ebitda del Negocio Liberalizado de IBERDROLA ha descendido a lo largo de 2011 un 7,4% hasta situarse en 2.255 millones €. Este resultado se debe, fundamentalmente, al aumento de los tributos en un 50,1% con respecto a 2010.

En España, el Ebitda del negocio liberalizado se ha situado en 1.570,7 millones € (+5,9%) debido a un aumento en los márgenes a pesar de que los tributos se han incrementado un 30,5%. En solo dos años, las tasas e impuestos en España se han más que duplicado, hasta alcanzar en 2011 los 517,6 millones € correspondientes al bono social, las tasas a la nuclear y las medidas de eficiencia y ahorro.

En Reino Unido, el Ebitda de esta área ha caído un 40,8% hasta los 322,5 millones € como consecuencia de la menor producción y venta de electricidad y gas y de los menores márgenes en la electricidad. IBERDROLA considera que estos resultados mejorarán a lo largo de 2012.

El negocio liberalizado en México también ha experimentado un descenso del 11,1% hasta los 361,9 millones € debido, fundamentalmente, al impacto de las desinversiones realizadas en Guatemala durante 2010 y al efecto del tipo de cambio.


3)   El negocio renovable mantiene el ebitda

IBERDROLA ha logrado mantener durante 2011 el Ebitda del Negocio Renovable, que se ha situado en 1.455,6 millones €.

El Grupo continúa afianzando su liderazgo mundial, tras incrementar su potencia renovable instalada un 9,2% hasta alcanzar los 13.690 megavatios (MW) en todo el mundo. Actualmente, IBERDROLA cuenta además con 579 MW en fase de construcción.

De los más de 1.100 nuevos MW renovables instalados durante el pasado ejercicio, más del 84% corresponden a fuera de España, con lo que se confirma la apuesta por la diversificación geográfica de IBERDROLA. Del total de capacidad renovable instalada en todo el mundo, un 57% se encuentra ya fuera de España.

Además de su posición de liderazgo en eólica terrestre, IBERDROLA encabeza también la apuesta por la generación offshore, con más de 5.500 MW en desarrollo que se llevarán a cabo fundamentalmente en Reino Unido y Alemania.

Destacan también los avances en energía marina. A lo largo de 2011, la Compañía ha instalado el prototipo Pelamis de aprovechamiento de energía de las olas en Orkney y continúa con el desarrollo del modelo Hammerfest Strom, de 1 MW de potencia. Asimismo, el proyecto Sound of Islay, de 10 MW de capacidad y situado en la costa escocesa, sigue su desarrollo de acuerdo a los plazos establecidos.
 

INFORMACIÓN IMPORTANTE

Esta comunicación no constituye una oferta de venta en los Estados Unidos de América ni en ninguna otra jurisdicción. Los valores aquí referidos no podrán ser vendidos en los Estados Unidos de América, salvo si se efectúa a través de una declaración de notificación efectiva de las previstas en el Securities Act de 1933, o al amparo de una exención válida del deber de notificación.  

PROYECCIONES

Esta comunicación contiene información y afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro sobre IBERDROLA, S.A.. Tales declaraciones incluyen proyecciones y estimaciones financieras con sus presunciones subyacentes, declaraciones relativas a planes, objetivos, y expectativas en relación a operaciones futuras, inversiones, sinergias, productos y servicios, y declaraciones sobre resultados futuros. Las declaraciones con proyecciones de futuro no constituyen hechos históricos y se identifican generalmente por el uso de términos como "espera," "anticipa," "cree," "pretende," "estima" y expresiones similares.

En este sentido, si bien IBERDROLA, S.A. considera que las expectativas recogidas en tales afirmaciones son razonables, se advierte a los inversores y titulares de las acciones de IBERDROLA, S.A. de que la información y las afirmaciones con proyecciones de futuro están sometidas a riesgos e incertidumbres, muchos de los cuales son difíciles de prever y están, de manera general, fuera del control de IBERDROLA, S.A., riesgos que podrían provocar que los resultados y desarrollos reales difieran significativamente de aquellos expresados, implícitos o proyectados en la información y afirmaciones e con proyecciones de futuro. Entre tales riesgos e incertidumbres están aquellos identificados en los documentos públicos enviados por IBERDROLA, S.A. a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Las afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro no constituyen garantía alguna de resultados futuros. No han sido revisadas por los auditores de IBERDROLA, S.A. Se recomienda no tomar decisiones sobre la base de afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro que se refieren exclusivamente a la fecha en la que se manifestaron. La totalidad de las declaraciones o afirmaciones de futuro reflejadas a continuación emitidas por IBERDROLA, S.A. o cualquiera de sus Consejeros, directivos, empleados o personas actuando en su representación quedan sujetas, expresamente, a las advertencias realizadas. Las afirmaciones o declaraciones con proyecciones de futuro incluidas en este documento están basadas en información disponible a la fecha de esta comunicación. Salvo en la medida en que lo requiera la ley aplicable, IBERDROLA, S.A. no asume obligación alguna -aun cuando se publiquen nuevos datos o se produzcan nuevos hechos- de actualizar públicamente sus afirmaciones o revisar la información con proyecciones de futuro.

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar