El Gobierno griego ha adelantado a diciembre la convocatoria de elecciones presidenciales inicialmente a finales de febrero. El miedo se apodera del mercado ante el avance de los movimientos europeístas


Hay tres oportunidades para alcanzar el "consenso":

1. 17 de diciembre con 2/3 (200 votos)
2. 23 de diciembre, de nuevo con 2/3
3. 29 de diciembre con 3/5 (180 votos)

Si en la última oportunidad anterior no hubiera consenso, habría que convocar las elecciones generales en el mes siguiente.

En estos momentos la coalición del Gobierno tiene 155 votos. Pero ven factible que puedan recuperar entre 16/17 votos de independientes, adversos a la convocatoria de elecciones. Esto dejaría la cifra en 172 votos en el mejor de los casos. ¿Y el resto? Habrá que ganar el consenso "a pulso". Con todo, no parece factible que, de nuevo en el mejor de los casos, haya un acuerdo antes del día 29 de diciembre.

¿Y qué pasa si hay elecciones generales en enero? Hoy hemos conocido una nueva encuesta que sitúa a Syriza con el 25.5 % de los votos, por encima de los 22.7 % de los votos de Samaras. El Pasok, la tercera fuerza política, tendría el 6.7 %, y el Potami, el 6 %. El nacionalista Golden Dawn tendría el 5.9 % y el Partido Comunista un 5.8 %. ¿Posibilidad de alcanzar un acuerdo de consenso? Seguro que sí. Otra cosa es que sea un consenso deseado por los mercados y factible, en términos de peticiones, con respecto a los socios europeos.

De hecho, hoy mismo hemos conocido que el Gobierno griego ha requerido una línea de crédito por 12 meses. Además, se ha pedido al FMI una línea de financiación bajo la base preventiva y dos meses al EFSF.

El propio Samaras ha considerado durante el fin de semana que, conseguido el consenso político interno, el país podría salir del rescate financiero de la Troika en dos meses.

Por otro lado, el responsable de economía de la Comisión Europea ha pedido al Gobierno griego que siga con las reformas y ajustes si quiere seguir recibiendo el soporte financiero de Europa.

Sí, como ven todo es cuestión de consenso político. Pero, interno y externo.