“Para nuestra Fundación es un placer unirse al programa “Mi Escuela Primero” y  colaborar con la mejora de la educación en las comunidades donde Sacyr desarrolla su actividad”, indicó Manuel Manrique durante la visita a la escuela Juan B. Sosa.
 
Esta inversión permitirá iniciativas de sostenibilidad a largo plazo para el cuidado del colegio remodelado, así como el entrenamiento en el desarrollo de habilidades como el liderazgo, comunicación y colaboración a una población de 510 estudiantes y 45 colaboradores.
 
El programa “Mi Escuela Primero” involucra a los actores locales como alcaldías, organizaciones no gubernamentales, sector privado y clubes cívicos para mejorar las condiciones de los centros educativos con miras a crear un ambiente agradable y saludable, y sobre todo eficiente que contribuya al bienestar de los estudiantes y docentes.
 
La Fundación Sacyr promueve e incentiva la colaboración y patrocinio en proyectos educativos, culturales, deportivos y medioambientales que aporten valor a las comunidades donde el grupo desarrolla su actividad; todo ello contemplado dentro del Plan Director de Responsabilidad Corporativa de la compañía.