La agencia de calificación crediticia considera que la economía española puede crecer este año a un ritmo del 2,6%, que es lo que anteriormente había fijado en su previsión anterior. Sin embargo, baja su estimación para el próximo ejercicio.
 
Fitch estima que la economía española crecerá durante este 2016 a un ritmo del del 2,6%, lo cual confirma su anterior pronóstico para España. Por el contrario, la agencia ha revisado una décima a la baja su estimación para 2017. En esta línea, tiene previsto que el PIB del país crezca en torno a un 2,2%.

La agencia de calificación crediticia confirmó durante el pasado mes el rating 'BBB+' con una perspectiva “estable” para la deuda a largo plazo emitida por España. Asimismo, cree que el fuerte crecimiento de la economía española lo que refleja es parcialmente la profundidad de la recesión post crisis y aún es alrededor de un 3% inferior al nivel de 2008.

"Vemos en gran parte como cíclica la actual recuperación impulsada por la demanda y hemos mantenido nuestra valoración del potencial de crecimiento de España en el 1,5%, aunque los riesgos al alza se han incrementado", indican los analistas de Fitch.

Así pues, Fitch ahonda en que las condiciones crediticias de España "están mejorando" y pone de manifiesto que las exportaciones españolas lo están haciendo mejor que las de otros países de la zona euro en un escenario de debilidad externa.

En otro orden, los analistas de Fitch esperan que la política fiscal en España sea este año algo más relajada, por lo que pronostican una menor reducción del déficit que en el ejercicio precedente.