Endesa cerró el 2015 con un beneficio de 1.086 millones de euros, lo que supone una disminución del 67,4% con respecto a la cifra de 2014, debido a los extraordinarios. En cambio, sin tener en cuenta éstos, las ganancias habrían mejorado un 15,6% más. 

El beneficio neto de Endesa en 2015 ha ascendido a 1.086 millones de euros, 2.251 millones menos que en 2014. Esto se debe a que los resultados de 2014 incluían la plusvalía neta de la venta del Negocio de Latinoamérica a Enel en octubre de 2014, por un importe de 1.764 millones de euros, así como 623 millones de euros generados por este negocio hasta la fecha en la que se materializó la operación.

Si la comparación entre ambos periodos se realiza en términos homogéneos, es decir, teniendo en cuenta únicamente las Actividades Continuadas, que recogen exclusivamente el resultado después de impuestos del negocio en España y Portugal, el incremento del resultado neto habría sido del 15,6%.

El resultado de explotación (EBIT) ha aumentado en 126 millones de euros (+8,6%) respecto al ejercicio 2014 situándose en 1.598 millones de euros como consecuencia de la reducción de las amortizaciones debido, principalmente, al alargamiento de las vidas útiles de las centrales nucleares y de los ciclos combinados desde el 1 de octubre de 2014 (129 millones de euros).

Durante 2015, Endesa ha procedido a la venta de los activos asociados a la central hidráulica de ChiraSoria (Gran Canaria), así como de la totalidad de las acciones de Compañía Transportista de Gas Canarias, S.A., Ayesa Advanced Technologies, S.A. y Gasificadora Regional Canaria, S.A. La plusvalía bruta obtenida en el conjunto de estas operaciones ha ascendido a unos 10 millones de euros.

La deuda financiera neta de Endesa a cierre de 2015 era de 4.323 millones de euros, lo que supone una reducción de 1.097 millones de euros respecto de la existente a 31 de diciembre de 2014. Esta reducción fue posible gracias a que el cash flow operativo2 , que ascendió a 2.656 millones de euros, fue superior al importe de las inversiones y del dividendo ordinario con cargo al resultado de 2014.

En 2015 las inversiones brutas de Endesa se situaron en 1.084 millones de euros, de las cuales 1.025 millones de euros corresponden a inversiones materiales, inmateriales e inversiones inmobiliarias, y los 59 millones de euros restantes a inversiones financieras.

El Consejo de Administración de Endesa, S.A. en su reunión celebrada el 21 de diciembre de 2015, acordó distribuir a sus accionistas un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2015 por un importe bruto de 0,4 euros por acción cuyo pago, que ha supuesto un desembolso de 424 millones de euros, y se hizo efectivo el pasado 4 de enero de 2016.

La propuesta de distribución de dividendos a los accionistas para el ejercicio 2015 que presentará el Consejo de Administración de Endesa a la Junta General de Accionistas, será por un importe bruto de 1,026 euros por acción con cargo al beneficio neto de 2015, lo que supone un incremento del 35% respecto del dividendo ordinario con cargo al ejercicio 2014. Teniendo en cuenta el dividendo a cuenta mencionado en el párrafo anterior, el dividendo complementario sería igual a 0,626 euros brutos por acción. (Ver:Los mejores dividendos de 2016)

El consenso de mercado esperaba que Endesa anunciara un beneficio de 1.175 millones de euros, un 7,6% más del resultados final; y 21.323 millones de euros en ingresos (un 5% más de lo presentado).
resultados endesa