El Tesoro español ha colocado 4.470 millones de euros en letras a seis y doce meses, por encima del objetivo de colocación -se esperaban entre 3.500 y 4.500 millones de euros- pero sin conseguir alcanzar el máximo papel previsto. 

Así, el organismo ha colocado 97.000 euros en letras a seis meses - frente a los 910.000 euros de la subasta anteiror - con una demanda elevada, más e 3.9 veces la colocación. En cuanto a la rentabilidad, subió marginalmente desde el 0.144% de la subasta anterior, hasta el 0.146%

En el plazo de 12 meses, el total colocado fue de 3.510 millones de euros - por encima de los 4.100 millones ajudicados en la anterior subasta - con una rentabilidad que baja hasta el 0.294%, hasta el 0.384% anterior. La demanda, algo más baja hasta 2 veces la adjudicación, está en línea con la subata previa.