El Plasma Rico en Factores de Crecimiento ha sido reconocido como medicamento de uso humano por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). La Resolución de la AEMPS, publicada el pasado 23 de mayo de 2013, representa una normativa pionera a nivel internacional, que ha contado con el apoyo de numerosas aportaciones científicas realizadas por BTI Biotechnology Institute y sus colaboradores.

La Resolución establece el uso terapéutico no sustitutivo del plasma rico en plaquetas (PRP) y sus fracciones, componentes o derivados como medicamento de uso humano. En este sentido, la tecnología Endoret®, desarrollada por BTI, fue la primera técnica para la obtención de un PRP para uso terapéutico, el Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF®), en contar con el aval científico internacional.

La clasificación del plasma rico en factores de crecimiento como medicamento de uso humano implica la consideración de nuevas exigencias. A partir de ahora, su aplicación debe estar sujeta a la prescripción de médicos, odontólogos o podólogos en el ámbito de sus competencias respectivas, con la cualificación adecuada y experiencia en el tratamiento. Asimismo, ha de realizarse con el equipamiento o instrumentación adecuados, y en establecimientos y centros sanitarios que estén debidamente autorizados de acuerdo a la normativa vigente en las respectivas CCAA. Adicionalmente, se establecen diversos requisitos de calidad, eficacia, trazabilidad, farmacovigilancia e información al paciente cuyo cumplimiento en todo caso debe garantizar el facultativo.

Entre éstos, se exige que el procedimiento de preparación y obtención del plasma bajo un sistema cerrado cuente con materiales homologados y emplee kits desechables monouso con marcado CE para cada aplicación. En este sentido, la tecnología Endoret® dispone del marcado CE y cumple con todos los requisitos que le son de aplicación y que establece la AEMPS para su utilización como medicamento de uso humano.

Desde BTI Biotechnology Institute se resalta la importancia de la categorización del plasma rico en factores de crecimiento como medicamento de uso humano, algo que consideran un hito para la ciencia española, conseguido gracias a la apuesta científica por las terapias biológicas desarrollada por BTI desde sus inicios, unida a más de 15 años de investigación, esfuerzo y perseverancia.

La tecnología Endoret® permite la obtención de un plasma rico en factores de crecimiento cuya aplicación terapéutica imita y acelera (hasta un 40%) los mecanismos fisiológicos de reparación que se ponen en marcha espontáneamente en todos los tejidos tras una lesión, estimulando la regeneración y reparación de los mismos y reduciendo el tiempo de recuperación.

Todo ello, a partir de pequeñas concentraciones de plasma sanguíneo obtenido mediante la centrifugación de sangre del propio paciente, lo que evita que se produzca alguna reacción alérgica o rechazo hacia el tratamiento. Sus excelentes resultados terapéuticos en diversas áreas de la medicina están avalados por múltiples ensayos clínicos y publicaciones científicas en las revistas más prestigiosas a nivel internacional.

Para más información:

Sobre BTI

BTI Biotechnology Institute es una empresa española de biomedicina y biotecnología con presencia en 25 países. Su actividad se centra en el desarrollo de proyectos de I+D+i, que aplica a sus tres áreas de trabajo fundamentales: medicina regenerativa, biomateriales e implantología y rehabilitación oral.

Fue fundada en 1999 por el Dr. Eduardo Anitua, Presidente y Director Científico de la compañía. Tras 20 años de experiencia clínica y amplia trayectoria en proyectos de investigación en compañías multinacionales del sector de la salud, el Dr. Anitua crea BTI sobre la base del know-how adquirido a lo largo de muchos años de investigación. Fruto de ella, BTI aplica técnicas propias de regeneración tisular y oseointegración, así como avances innovadores en la creación de biomateriales, que le permitenfabricar productos propios y desarrollar numerosas e importantes patentes de ámbito internacional. Dada su clara y decidida vocación por la innovación, BTI reinvierte gran parte de los beneficios obtenidos en investigación.

La compañía tiene una fuerte presencia internacional a través de sus filiales en Alemania, Italia, Reino Unido, EE.UU, México y Portugal. Asimismo, BTI está presente en muchos otros países, entre los que cabe citar a Grecia, Japón, Canadá, Rusia, Croacia, Ucrania, República Checa, Hungría, Irán, entre otros. http://bti-biotechnologyinstitute.com/