Cuando un paciente con osteoporosis sufre una fractura de hueso, se incrementa un 86% el riesgo de que padezca una nueva fractura en el futuro.  De ahí la importancia de intentar prevenir esta situación con una correcta detección y tratamiento de la osteoporosis, algo que los expertos indican que podría conseguirse mejorando la coordinación entre especialidades médicas.  El objetivo, atender al paciente no sólo por la fractura del hueso, que es lo más urgente, sino por la causa que la ha originado, la osteoporosis.  Así lo han puesto de manifiesto expertos reunidos en el Debate “Osteoredes”, celebrado en el marco del 40º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Reumatología (SER) que tiene lugar estos días en Santiago de Compostela. En el transcurso del debate, se ha presentado en primicia el documental “Osteoredes”, una iniciativa conjunta de la Sociedad Española de Reumatología (SER) y Lilly, cuyo objetivo es concienciar a la población sobre esta enfermedad.

“Muchos traumatólogos no tienen la costumbre o el hábito de pensar en el futuro del hueso. Estamos acostumbrados a tratar exclusivamente la fractura, pero tenemos que ir más allá”, asegura el Dr. Íñigo Etxebarría, Jefe de Servicio de Traumatología del Hospital Alto Deba (Guipúzkoa), y coordinador del Grupo de Estudio e Investigación de Osteoporosis de la Sociedad Española de Traumatología.  “Más que tratar la fractura, hay que tratar al paciente que tiene la fractura”, afirma el Dr. Etxebarría, lo que se conseguiría con un abordaje más integral del paciente.

La prevención de estas fracturas por osteoporosis es, según el divulgador científico y presentador del documental,Eduard Punset, una asignatura pendiente en nuestro país.  Esta prevención debe darse “primero, para que no se produzcan fracturas, y segundo, prevención post-quirúrgica que contribuya a que los pacientes no se fracturen de nuevo”.  Punset afirma que “la osteoporosis tiene un cierto efecto dominó, ya que el riesgo de refractura crece con cada fractura”, por lo que es necesario mejorar la coordinación entre todas las especialidades médicas que puedan estar implicadas en el proceso de manejo del paciente.

Para ello, el especialista debe sospechar la osteoporosis cuando se produce una fractura de hueso o cuando la persona tiene factores de riesgo, como la menopausia. El Dr. Eduardo Úcar, Reumatólogo del Hospital Universitario de Basurto y presidente de Honor de la SER, asegura que “lológico, y es ahí donde fallamos, es que tuviéramos mejor coordinación e integración, que la medicina no estuviera dividida en departamentos estancos. De esta forma, una vez que el traumatólogo ha hecho su corrección quirúrgica, podría empezar con ese tratamiento profiláctico para evitar futuras fracturas, o remitir al paciente a reumatología o a medicina primaria”.  Por su parte, el Dr. Etxebarría añade que “una fractura quizás de menor importancia que la de cadera, como puede ser una muñeca o una vértebra, es un signo de alarma de que en un futuro puedan aparecer nuevas fracturas que puedan tener más repercusión en la vida del paciente”.

Osteoporosis, una enfermedad silente en aumento

La osteoporosis tiene una importante incidencia entre la población española, ya que afecta a aproximadamente 3 millones de personas en nuestro país, 2,5 de los cuales son mujeres.  Se estima además que las mujeres a partir de 50 años tienen un riesgo del 40% de sufrir al menos una fractura por osteoporosis.  En el caso de Galicia, el Dr. Antonio Mera, Jefe de Sección de Reumatología del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, afirma que la comunidad “tiene una prevalencia de unas 100.000 personas con osteoporosis”, de las cuales “sólo un 10% se corresponderían a varones, siendo la mayoría mujeres (unas 90.000)”.

El diagnostico de osteoporosis solo se hace en el 18% de las personas que padecen esta enfermedad.  “Esto se debe a que es una enfermedad que no presenta síntomas, y cuando aparecen es porque se ha roto el hueso.  Por eso, muchas veces pasa desapercibida”, explica el Dr. Úcar. Para descubrirla, hay que ir a buscarla de forma activa antes de que se produzca la fractura. “Esa búsqueda de la enfermedad y el diagnóstico precoz es lo que haría mejorar el pronóstico”, afirma.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
Aprende a invertir con nuestro curso más completo
Aprende a invertir con nuestro curso más completo

Hay que tener en cuenta además que las fracturas por osteoporosis se incrementan en la misma medida en que lo hace la expectativa de vida. “Están aumentando debido a que ahora hay más gente mayor, ya que la edad es uno de los factores de riesgo para el desarrollo de la fragilidad ósea”, explica el Dr. Etxebarría.

Consejos para el paciente

Estrategias de Inversión
Potencial de las acciones del Ibex 35 a largo plazo
Potencial de las acciones del Ibex 35 a largo plazo

Entre las recomendaciones más habituales para los pacientes que padecen osteoporosis, se encuentra evitar el sedentarismo. “Necesitan la movilidad como el comer: tratar de salir a la calle todos los días y dar al menos una hora de paseo, hacer actividades al aire libre, ejercicio... todo eso fortalece más el hueso”, afirma el Dr. Úcar.

Los pacientes también deben seguir una alimentación rica en lácteos, y evitar el tabaco y el alcohol. Además, hay que tratar de evitar, en la medida de lo posible, aquellos factores que pueden ocasionar los golpes, tanto obstáculos en las casas de estas personas, como ciertas actividades. Abordar este reto de mejora de la prevención, “colaboraría a descongestionar los servicios sociales y sanitarios, a reducir disgustos y ansiedades en el seno de las familias y, por supuesto, frenar un poco la inversión pública en sanidad”, concluye Punset.

Documental Osteoredes: Labor de concienciación

El documental Osteoredes presentado hoy en el marco del Congreso, tiene como objetivo fomentar la concienciación de prevención e información de osteoporosis entre la población general.  El Dr. Etxebarría destaca la “difusión extramédica” de esta iniciativa que, señala, “es muy importante de cara a dar a conocer a la población la importancia que tiene la prevención y tratamiento de la osteoporosis”. Eduard Punset, presentador de este proyecto, hace hincapié en otro aspecto clave de esta patología, que es “el impacto emocional que lleva asociado”.  Según explica, “no es lo mismo padecer una fractura a los 20 años que a los 70. Primero, porque el hueso no está en tan buenas condiciones y la recuperación es más lenta, pero segundo, y eso es crucial, porque en gente mayor estas fracturas movilizan a media familia. El paciente apenas puede valerse por sí solo y encima el riesgo de nuevas fracturas, crece”.

A esto hay que añadir el coste económico que tiene el tratamiento de una fractura.   “Una fractura de cadera, desde que entra por la puerta de hospital hasta que sale ha consumido de 10.000 a 12.000 euros aproximadamente”, explica elDr. Íñigo Etxebarría“Y esto son sólo los costes directos, porque luego están los indirectos. Mucha gente necesita cuidadores porque pierden esa independencia”, explica, una labor que en muchas ocasiones recae sobre la familia más cercana.